«Empezamos a tener la tecnología para descubrir vida en otros planetas»

El astrónomo Borja Tosar dice que «Interstellar» supone una revolución en el género de la ciencia ficción


redacción / la voz

La noche del estreno de la última entrega de Star Wars, Borja Tosar (Sarria, 1978) fue a ver la película con unos colegas. Le gustó, pero este astrónomo experto en planetas prefiere Star Trek. «Star Wars es una aventura en el espacio, pero Star Trek muestra el espacio como aventura», explica. El sueño de descubrir nuevas estrellas o planetas es lo que le seduce porque, como dice, «la ciencia es algo muy emocionante».

-¿Y por qué quiso ser astrónomo?

-No hay un porqué. Siempre lo fui. Soy de Sarria y desde allí se ven muchas estrellas.

-¡Qué casualidad! Yo soy de Baralla, al lado.

-Pues ahí también se ven muchas. Al mirar el cielo flipaba. Después veía muchas películas de ciencia ficción y los documentales de Cosmos...

-Dice que veía muchas películas, ¿cuáles son sus favoritas?

-La que más me impactó fue Star Trek; la cuarta es mi preferida. La escena en la que contactan con las ballenas...

-¿Y de las que se han estrenado últimamente?

-Interstellar, de Christopher Nolan, es toda una revolución en el mundo de la ciencia ficción.

-Desmenúcenos la película desde el punto de vista de la ciencia.

-Primero hay que tener en cuenta que un científico como Kip Thorne, el mayor experto en agujeros negros del mundo, fue uno de los guionistas, además de coproductor. Eso es un cambio muy importante a la hora de hacer películas de ese tipo porque por primera vez un científico está directamente implicado en la realización del producto, no es solo asesor.

-Luego todos los protagonistas son científicos...

-Eso mola mucho porque no hay ningún friki. Aparecen como gente normal porque somos gente normal.

-A mi me fascinó cómo trata el concepto de la dilatación temporal.

-Es que la película se atreve con conceptos muy complicados que nunca antes fueron explicados de esa forma. Y lo cuenta desde una perspectiva muy realista. La dilatación temporal debida al campo gravitatorio es un ejemplo. Porque el tiempo es totalmente relativo. Luego, los agujeros negros están perfectamente conseguidos. De hecho, lo más relevante de Interstellar es que es una película de la que ha salido ciencia.

-Por ejemplo...

-La recreación que hace de cómo actúa la luz dentro de un agujero negro le ha permitido escribir varios artículos científicos sobre el tema. Los efectos especiales son tan buenos que se descubrieron muchas cosas.

-¿Realmente una hora en determinados planetas podría equivaler a siete años en la Tierra?

-El tiempo depende del campo gravitatorio y de la velocidad. Por tanto puede haber algún planeta en el universo en el que ocurra eso. En la ingeniería diaria encargada de los satélites GPS hay que tener en cuenta ya ese efecto. En ese caso la diferencia es de segundos. No hay nada inventado en la película.

-Incluso que algún día tengamos que buscar un nuevo lugar para vivir porque ya no podemos continuar en la Tierra.

-Los planetas cambian y se metamorfosean. Marte y Venus fueron como la Tierra. El primero es ahora un desierto congelado y el segundo registra temperaturas de 400 grados centígrados. Puede llegar un día, dentro de millones de años, que eso ocurra en la Tierra.

-¿Y cree que puede haber vida en otras galaxias?

-Un científico no debe creer, debe saber. Hoy en día la única vida que conocemos está en la Tierra. No hay ni el más mínimo indicio de que haya vida en otro lugar. Pero es verdad que comenzamos a tener la tecnología para descubrir vida en otros planetas. Por tanto, puede que se descubra mañana o dentro de años.

Votación
18 votos
Etiquetas
Tierra Star Trek Star Wars Astronomía Planeta Marte Sarria Baralla
Comentarios