Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El pico de la gripe llegará a principios de febrero y será una onda no virulenta

Sanidade quiere priorizar en la próxima campaña a colectivos como las gestantes

Santiago / La Voz, 31 de diciembre de 2015. Actualizado a las 05:00 h. 6

0
0
0
0

La campaña de vacunación contra la gripe finalizó el 19 de diciembre, aunque los que quieran protegerse contra este virus todavía pueden acudir a alguno de los más de 900 puntos que hay en Galicia entre centros de salud, consultorios u hospitales. El virus ya está aquí, aunque con una circulación muy baja, y desde Saúde Pública aseguran que el pico de la onda epidémica llegará en febrero, «como pronto a finais de xaneiro ou principios de febreiro», explica el subdirector de Información sobre Saúde e Epidemioloxía del Sergas, Xurxo Hervada. Se espera que esta onda no sea virulenta, tal y como se ha comportado la gripe en el hemisferio sur. Otros datos que respaldan esta afirmación es que en Europa ha llegado también de forma suave.

De momento, en Galicia solo se ha detectado la cepa del virus A(H1N1), la de la pandemia del 2009-10, aunque es probable que llegue también el A(H3N2), que también circuló por los países del hemisferio sur. Lo que se desconoce de momento es cuál será el predominante este invierno, ya que mientras en algunas zonas fue mayoritario el de la pandemia, en otras el H3N2. La diferencia estriba en los colectivos más afectados. El H1N1 ataca a un grupo de población más joven, adultos a partir de los 50 años, mientras que el H3N2 afecta más a los mayores. La explicación es conocida, ya que parece ser que la gente de más edad podría estar inmunizada del virus de la pandemia porque circuló en torno a 1950, y por eso no les afecta tanto el H1N1.

Uno de los problemas con el que se encuentra siempre la Consellería de Sanidade es lograr porcentajes de vacunación elevados durante las nueve semanas que dura la campaña. Este año han sido más positivos que en el 2014, pero siguen lejos de los objetivos que se marca el Sergas, llegar al 65 % de la población mayor. Para elevar estas cifras, los centros de salud comenzaron a llamar por teléfono a partir de la tercera semana a los mayores de entre 65 y 70 años, con el objetivo de que acudiesen a vacunarse. Aunque desde Saúde Pública aún no tienen los datos del número de llamadas, ni de los que efectivamente acudieron a protegerse frente a la gripe, sí creen que ha tenido un impacto positivo «grosso modo, xa que neste intervalo de idade a cobertura global de vacinación subiu máis de seis puntos en relación ao 2014», explica Xurxo Hervada.

Medidas proactivas

De ahí que de cara al 2016 ya se planteen estos métodos proactivos con otros colectivos prioritarios o de riesgo, como son el de las mujeres embarazadas, «aproveitando tamén que se teñen que vacinar da toseferina», apunta el responsable de Epidemioloxía del Sergas.

Todas estas medidas dependerán de las posibilidades técnicas y de la evaluación que se haga con los propios trabajadores. Hervada indica que además de las embarazadas se estudiarán otros grupos de riesgo específicos para llevar a cabo estas medidas proactivas e intentar que se vacunen más. «Hai que avalialo pero pensamos que foi unha boa medida», explica el subdirector de Información en Saúde.

Todavía es posible vacunarse en los centros de salud

Terminó la campaña oficial pero los gallegos de grupos de riesgo que quieran vacunarse pueden hacerlo en más de 900 puntos entre centros de salud, consultorios, hospitales públicos y privados, residencias y centros de la tercera edad, centros penitenciarios o de atención a discapacitados. Este año la campaña de vacunación fue algo mejor que la anterior. Se vacunaron el 54,27 % de los mayores, 351.700 personas, lo que supone más de dos puntos en relación al año 2014. En donde el incremento fue mayor es en el grupo de los profesionales sanitarios, 4,6 puntos más que el año pasado. Hay que tener en cuenta no obstante que el colectivo de los sanitarios alcanza unos porcentajes de vacunación muy bajos. En este 2015, y pese a esta subida, se quedó en el 22,9 % del total.

En conjunto, dentro de la campaña se vacunaron 478.621 personas. El objetivo de esta protección es minimizar el impacto de la gripe en la salud, disminuyendo el número y la gravedad de las complicaciones derivadas de padecerla. La composición de la vacuna de la gripe se revisa cada año en función de las cepas que se espera que circulen más. Este año se utilizó una vacuna trivalente de virus inactivadas -por lo que no pueden producir la enfermedad- que entre sus cepas incluye la A(H1N1), que desde la pandemia del 2009-10 circula habitualmente todos los inviernos.

Las tasas de vacunación difieren por provincias, y las de Lugo y Ourense acostumbran a tener unos porcentajes más altos entre la gente mayor, quizás porque al tratarse de una población más envejecida se produce un efecto llamada. Según los datos del Sergas, aunque la cifra global de cobertura fue del 54,27 %, en Ourense casi se alcanzó el 60 % (un 59,32 %), y en Lugo se superó el 57 %. Los mayores de Vigo son los que menos se vacunan, un 50,6 % de los que superan los 65.

57 muertos en Galicia en el 2015

La gripe no es una enfermedad grave, pero en personas con patologías previas o factores de riesgo puede provocar complicaciones e incluso la muerte. En el 2015 57 personas fallecieron en Galicia por causas directamente atribuibles a este virus. Es la cifra más alta en años. En el 2012 por ejemplo solo fallecieron nueve.

Publicidad

Comentarios 0