Las pallozas son un modelo de rendimiento energético

Un estudio revela que la demanda térmica es menor que la de las actuales viviendas rurales, diseñadas dos mil años después

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Su aspecto es sencillo: una estructura circular de piedra con una cubierta de paja. Pero bajo este rudimentario diseño ideado hace más de dos mil años se esconde una tecnología puntera aplicable incluso hoy en día. Al menos desde un punto de vista de sus prestaciones energéticas. Las pallozas son tan eficientes en lo que se refiere a la demanda de calefacción y refrigeración, dos de los parámetros analizados, como las viviendas rurales contemporáneas típicas de Galicia, construidas veinte siglos después.

La conclusión se recoge en el estudio Evolución del comportamiento térmico en viviendas tradicionales de piedra y cubierta d paja. Puesta en valor de un modelo sostenible en el noroeste de España, recogido en la publicación editada en Chile Revista de la construcción y realizado por el arquitecto técnico Pablo Fernández Ans, especialista en el uso energético de los edificios, y por la profesora Marta Molina, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla.

«Os resultados amosan que o comportamento enerxético da palloza é mellor que o da vivenda rural contemporánea. Esta última aplica sistemas construtivos máis modernos e novos materiais, pero dun xeito inadecuado», explica Fernández Ans. La construcción prerrománica es, según se recoge en el artículo, una «máquina energética para combatir los meses de invierno». Sin embargo, si se aplicaran las normativas de ahorro y eficiencia energética actuales ninguno de los dos tipos de construcciones analizadas cumpliría con los requisitos exigidos. Pese a ello, las pallozas mantienen importantes cualidades que podrían aprovecharse hoy en día. «Determinadas características y estrategias pasivas de su diseño -destaca el artículo-, como la configuración, la compacidad o el empleo de paja en cubierta pueden ser reinterpretadas para el cumplimiento de nuevas exigencias de ahorro y eficiencia energética en viviendas».

En este sentido, los autores consideran que incluso hoy en día son «referencias constructivas para as novas vivendas».

Edificaciones prerrománicas como las que aún perviven en Os Ancares empleaban únicamente materiales del entorno, como piedra, barro, paja, madera o hierro, mientras que una vivienda rural contemporánea, cuyo modelo parte de mediados del siglo XX, utiliza en torno a veinte tipos de materiales distintos.

Una palloza de Os Ancares como la que se analizó en el estudio. follana