Jesús Fernández González fue ordenado nuevo obispo auxiliar de Compostela

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

En una catedral abarrotada por el clero, fieles y autoridades, fue ordenado ayer el nuevo obispo auxiliar de Compostela, Jesús Fernández González, después de doce años sin esta figura episcopal en la ciudad. El sacerdote leonés de 58 años, que hasta ahora desempeñaba el cargo de vicario general de su diócesis natal, asumió el cargo marcándose como primer objetivo la evangelización de los pobres y los necesitados, que «eran los preferidos del Señor y esperan también mi predilección». Una labor pastoral que eligió también como el lema que figurará en su escudo episcopal, «Evangelizare pauperibus» (evangelizar a los pobres), junto a un símbolo de su diócesis de procedencia. Y, para «no desfallecer en la tarea», se encomendó a la virgen María, el Apóstol Santiago y a San Francisco de Asís.

El arzobispo titular, Julián Barrio Barrio, dirigió la ceremonia de ordenación, en la que el auxiliar fue ungido y recibió de sus manos el anillo, la mitra y el báculo que representan su nueva función en la diócesis compostelana. Participaron también en los ritos litúrgicos el nuncio Renzo Fratini, en representación del papa Francisco, y una veintena de prelados procedentes de distintos puntos del territorio nacional, entre los que estaban todos los gallegos. El acontecimiento reunió a cerca de doscientos sacerdotes de las diócesis de Santiago y León, desde donde acudieron más de medio millar de devotos fletados por seis autobuses para apoyar en su nuevo cargo a Jesús Fernández González.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Momento del acto. s. alonso