Bruselas pagará a barcos que dejen la pesca para recoger basura marina

Abre un concurso para convertir marineros en «guardianes del mar»

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Bruselas sigue erre que erre con que en Europa sobran barcos. Y que la presión sobre los caladeros comunitarios es excesiva. Así es que no es la primera vez que pone en marcha una acción con el fin último de retirar a pescadores y armadores de la actividad extractiva y reorientarlos hacia el ámbito turístico y etnográfico para aliviar la presión sobre las áreas pesqueras. Los incentivos económicos para potenciar los proyectos de pesca-turismo o incluso para colocar barcos pesqueros en rotondas en jardines fueron un ejemplo de esa búsqueda de una diversificación tendente a adelgazar el censo de la flota pesquera operativa.

Ahora, en ese empeño de retirar barcos de la pesca, la Comisión Europea ha parido otra idea. Más bien, avanzado en una idea, porque ya había hecho una comunicación sobre la posibilidad de poner en marcha la iniciativa Guardianes del Mar (Guardians of the sea).

La iniciativa consiste en crear patrullas o grupos de acción que dejen la actividad extractiva y se dediquen a recoger la basura marina, retirar del mar las redes perdidas que puedan ejercer la pesca fantasma, recolectar datos marinos, cuidar y vigilar las áreas marinas protegidas, controlar la calidad del agua, la contaminación e, incluso, la proliferación de toxinas marinas, realizar observaciones sobre el ecosistema e incluso realizar actividades de ocio y turismo.

La Comisión ha abierto el plazo para reclutar interesados. Dedicará 1,2 millones de euros a esta iniciativa, que se financiará con cargo al presupuesto de la Unión Europea para este año. Según las bases de la propuesta, la ayuda que podrá recibir cada proyecto oscilará entre los 100.000 y los 400.000 euros y espera aprobar unas tres o cuatro propuestas de las que se presenten.

El plazo para recoger ofertas estará abierto hasta el 18 de octubre de este año y comenzarán a ponerse en marcha en enero del 2014, después de que Bruselas seleccione los proyectos y decida la cuantía de la beca que recibirá cada promotor.

Excluyentes

Bruselas lo deja bien claro: el objetivo de la puesta en marcha de los guardianes del mar es «promover un mejor balance entre la flota comunitaria y los recursos pesqueros disponibles», así como «contribuir a la reducción de la flota pesquera europea y, al mismo tiempo, preservar el trabajo en las comunidades costeras».

La acción, según la Comisión debe examinar y desmostrar que es factible y económicamente viable realizar otras actividades distintas a la pesca, usando los barcos en otros ámbitos distintos y aprovechando los conocimientos y experiencia de los patrones y marineros que han dejado la pesca.

Según los cálculos del Ejecutivo comunitario, la ayuda que se conceda al promotor puede ser equivalente a los costes operativos y de contratación de la tripulación durante un año de pesca.