El sucesor de Escrivá de Balaguer será beato

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Coincidiendo con la primera encíclica de su pontificado, Francisco autorizó ayer la promulgación de varios decretos de santificación y beatificación, entre los que se encuentran religiosos españoles. El más destacado es el reconocimiento de un milagro atribuido a monseñor Álvaro del Portillo, estrecho colaborador y más tarde sucesor de Josemaría Escrivá de Balaguer al frente del Opus Dei.

Nacido en Madrid en 1914, murió en Roma en 1994. A la muerte del fundador del Opus Dei, en 1975, fue elegido presidente general del Opus Dei. Cuando en 1982 Juan Pablo II convirtió el Opus Dei en prelatura personal, Portillo fue nombrado su primer prelado. En 1991, el papa Wojtyla lo nombró obispo. La causa de beatificación de monseñor Alvaro del Portillo se inició en el 2004. Tras la canonización en el 2002 de Escrivá de Balaguer, el Opus Dei tendrá así un nuevo beato.

También será beatificada la madre Esperanza de Jesús (1893- 1983), murciana y fundadora de las Congregaciones de las Siervas del Amor Misericordioso.

Junto a ellos aparecen los decretos que reconocen el martirio de varios sacerdotes, frailes y monjas asesinados durante la Guerra Civil española. Son el sacerdote José Guardiet y Pujol; los frailes de San Juan de Dios Mauricio Íñiguez de Heredia y 23 compañeros; Fortunato Velasco Tobar y 13 compañeros de la Congregación de la Misión; así como la franciscana María Asunción y dos compañeras.

San Juan XXIII, decisión papal

Con la publicación del decreto que reconoce su segundo milagro, Juan Pablo II será elevado a los altares como santo. Junto a él lo hará también Juan XXIII, el papa bueno. Francisco decidió esta canonización sin que se anunciara un segundo milagro, algo generalmente exigido para que un beato pueda ser consagrado santo, según la Constitución Apostólica de 1983. «Todos nosotros conocemos las virtudes y la personalidad del papa Roncalli y no hay necesidad de explicar los motivos de la decisión de Su Santidad», explicó Federico Lombardi para justificar la inclusión de Juan XXIII.

Por su parte, el segundo milagro de Wojtyla fue la curación de una mujer de Costa Rica que padecía un aneurisma cerebral del que se curó de manera inexplicable el 1 de mayo del 2011, día de la beatificación del papa.

Aunque la fecha de la santificación de los dos pontífices aún está por decidir, podría tratarse del 8 de diciembre próximo.

Más información Selección realizada automáticamente