Un científico expone una posible cura del sida con un trasplante de médula ósea

Durante la Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida, el doctor Timothy J. Henrich expuso el caso de dos pacientes con VIH que no muestran signos del virus después de un transplante de médula ósea

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Dos enfermos con el virus del VIH en Boston, no muestran signos de la enfermedad tras recibir un transplante de médula ósea, según informó el doctor Timothy J. Henrich, en la Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida.

Henrich indicó que los pacientes no muestran signos del virus después de suspender el tratamiento antirretroviral hace unos meses. También precisó que no se puede hablar de curación de los pacientes a la espera de que sean sometidos a más pruebas. «Un seguimiento de al menos un año será necesario para entender el impacto total de un trasplante de médula ósea en el virus del sida», manifestó el científico, que también es profesor en la Escuela Médica de Harvard.

Los pacientes padecían linfoma de Hogking, un tipo de cáncer, y llevaban un largo periodo sometidos a un tratamiento antirretroviral. Uno de ellos reicibió el transplante hace cuatro años y medio, mientras que el otro lo recibió hace tres años. Ambos continuaron con el tratamiento contra el sida, pero lo abandonaron hace algunos meses. Fue entonces cuando el VIH, que antes del transplante era fácilmente detectable en sangre, se volvió ilocalizable.

El doctor Timothy J. Henrich explicó que las células del donante habían sustituído a las de los pacientes y añadió que los transplantes de médula ósea sólo la reciben los enfermos de cáncer por el coste que supone la operación (unos 80.000€).

Más información Selección realizada automáticamente