Entrevista al primer ministro serbio sin ropa interior, al más puro estilo «Instinto Básico»

Ivica Dacic fue víctima de una broma con cámara oculta por parte de un programa de televisión y su presunta y provocativa presentadora, que, mientras preguntaba al político socialista, ejecutó un previsto cruce de piernas similar al de Sharon Stone

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La cara que se le quedó al primer ministro serbio es todo un poema. No es para menos. Ivica Dacic fue víctima de una broma con cámara oculta durante el transcurso de una entrevista en el programa Misión imposible, de la televisión Kopernikus. Cuando el socialista fue recibido por una provocativa presentadora lo que menos se imaginaba es que esta le entrevistaría sin ropa interior. Y, mucho menos, comprobarlo con sus propios ojos.

La idea del equipo televisivo era captar la reacción del primer ministro cuando la guapa presentadora, en realidad una antigua modelo de 36 años, ataviada con un ajustado minivestido, cruzase las piernas imitando el famoso gesto de Sharon Stone en Instinto Básico, mostrándole que se había dejado su ropa interior fuera del plató. Tal y como se puede apreciar en las imáganes, Ivica Dacic suelta una sonrisa cuando la chica se acomoda en su asiento abriendo disimuladamente las piernas. En el vídeo también se puede apreciar cómo el equipo del programa prepara los detalles y cómo la falsa periodista se quita la ropa interior antes del comienzo de la entrevista.

Ivica Toncev, consejero de Dacic para la seguridad nacional, informó de que se ha iniciado un procedimiento para que se castigue a los responsables del programa por abusar de la confianza del primer ministro. «El caso será investigado», declaró hoy Toncev al diario Blic y señaló que el vídeo difundido «se burla de Serbia, y no del primer ministro». Aseguró que «el Gabinete del primer ministro no permitirá que eso pase sin sancionar» a los que violaron la ley y los códigos periodísticos. Toncev sostuvo que los responsables del programa abusaron de la confianza y trato amistoso que el primer ministro tiene con los medios de comunicación, y que algo así «no volverá a ocurrir nunca más».

La polémica ha sido ampliamente tratada en la prensa serbia, los sindicatos de la policía pidieron que se depurasen responsabilidades entre los encargados de la seguridad de Dacic y una asociación de periodistas condenó «la provocación grosera e inaceptable» a la que se le expuso. Misión imposible es un programa que incluye bromas con cámara oculta que se emite desde hace varios años, y, según coincide la prensa, el primer ministro no sabía de qué tipo de programa se trataba cuando entró en la televisión para la entrevista.