Recogidas 5.800 toneladas de residuos eléctricos en Galicia

Pese a la crisis, cada gallego aportó en el 2012 algo más de dos kilos

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Desde teléfonos hasta lavadoras pasando por ordenadores o televisores. Todos los aparatos eléctricos y electrónicos están condenados, más tarde o más temprano, al final de su vida útil. Pero su destino nunca debe ser el cubo de la basura, sino el reciclaje, para lo que deben de llevarse a los puntos limpios más cercanos o dejarse en las tiendas donde se han comprado, que están obligadas, por ley, a recogerlos.

Este sistema legal de recogida es el que ha permitido recuperar el pasado año en Galicia algo más de 5.800 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Lo más llamativo, sin embargo, es que el número de residuos ha aumentado pese a la crisis, ya que el volumen alcanzado en el 2012 se ha incrementado en un 12 % con respecto al año anterior. De media, cada gallego genera algo más de dos kilos al año, según los datos ofrecidos por la Fundación Ecolec, el principal sistema integrado de gestión dedicado a la gestión de los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos en España, que también financia.

Mafias

Este aumento en la recogida de aparatos y residuos electrónicos por los cauces legales significa, según José Ramón Carbajosa, presidente de Ecolec, que se ha mejorado la eficacia y, sobre todo, que «hemos conseguido arrebatárselos a los flujos no regulados, como mafias que se dedican a llevarlos a los países del tercer mundo para venderlos como productos de segunda mano o a chatarreros que no están legalizados y que no ofrecen una adecuada gestión». Su reciclaje, de hecho, es vital para evitar las sustancias nocivas para la salud y el medio ambiente que pueden contener este tipo de residuos.

En Galicia, la mayor parte de los aparatos viejos proceden de los aportados por las asociaciones de distribuidores presentes en Galicia. La fundación también ha establecido un convenio con la Consellería de Medio Ambiente para gestionar estos residuos en los puntos limpios.

Depósito de aparatos electrónicos para su posterior reciclaje. w. bari