La apicultura, en auge en Galicia, se diversifica y atrae a los jóvenes

Tras 20 años de caída, está creciendo en Ourense y en el sur de Lugo

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los productos de las abejas para cosmética o apiterapia impulsan también en Galicia una nueva «corrente abelleira». A la creciente profesionalización del sector en Ourense y el sur de Lugo, donde hay explotaciones con 400, 600, 800 y hasta 1.500 colmenas pues el clima y la flora favorecen grandes producciones, se unen jóvenes que, por sensibilización ambiental o falta de otros ingresos, apuestan por una actividad en la que el producto es de gran calidad y la demanda, creciente. «O interese medra entre os xoves e as mulleres e nos últimos meses fixemos 154 novos socios na Asociación Galega de Apicultura, algo que non sucedía dende hai vintetantos anos», asegura su secretario técnico, Suso Asorey.

Renovar el sector -el abelleiro tipo supera los 50 años de edad- es viable, pues a pesar de la crisis cooperativas como Erica Mel suben un 10 % sus ventas. La UE solo produce el 50 % de la miel que consume y hay cierta escasez mundial. China aumentó su consumo interno pero vende más en EE.UU., mientras que el gran proveedor de Europa, Argentina, resta espacio a vacas y abejas, en favor de los cultivos para elaborar biodiésel. También tiene problemas con pesticidas y transgénicos.

A los conocidos usos para fortalecer el sistema inmunitario y como vigorizante, se suman en Galicia más proyectos para obtener propóleos y jalea real, elaborar jabones y cremas artesanales, o para fabricar cerveza con miel. Siguiendo la moda de delicatesen francesa, podría obtenerse vinagre de miel. Los almacenistas de Ourense van a exportar 300.000 kilos de miel negra de carballo, a un precio aproximado de tres euros por kilo. «As altas temperaturas de Ourense no verán están revalorizando o rebolo como planta melífera -precisa Asorey-, mentres que as zonas do mel de eucalipto producen agora menos. O eucalipto antes florecía en primavera, pero co cambio do clima faino ata en inverno, de xeito que o que as abellas apañan nun día de sol poden comelo ó día seguinte». Algún apicultor atlántico incluso debe comprar en Ourense y Lugo para abastecer a su comarca.