Sergio Pazos: «Las latas eran el cofre del tesoro»

El «showman» gallego recuerda con nostalgia los envases que ofrece La Voz

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Desde hace cuatro años es Pepe, el chófer de Antonio Alcántara en la serie Cuéntame. Pero Sergio Pazos (1965, Sandiás, Ourense) es también el inimitable actor y showman made in Galicia, adonde vendrá próximamente con su nuevo espectáculo: Se galego, my friend, un monólogo sobre nuestra retranca y nuestra forma de ser con el que estará los días 1, 2 y 3 de febrero en Cangas, Sanxenxo y Valga. Pillamos a Sergio tomándose un chocolate en Madrid y aprovechamos para preguntarle por la nueva lata de Nestlé que se podrá adquirir el domingo con La Voz.

-Por lo que veo eres chocolatero.

-Pues sí, suelo tomarlo mucho, sobre todo el de tableta, me gusta el que tiene mucho porcentaje de cacao.

-¿Qué recuerdos te trae de tu infancia?

-En mi época en Ourense íbamos a La Ibense, en verano para tomar batido de vainilla y en invierno el chocolate con churros. Era algo sagrado, iba toda la familia y para nosotros era como una recompensa por habernos portado bien. Luego, ya más mayor, cuando salías en fin de año siempre acababas tomando el chocolate.

-¿Ya no existe esa cafetería?

-Pues no, es una pena. La Ibense estaba en la calle del Paseo, era la cafetería de referencia, había incluso que hacer cola. Recuerdo que yo estudiaba con el hijo de los dueños y siempre le pedía que me dijera cómo hacían el batido de vainilla, que era espectacular, pero él nunca soltó el truco.

-Vamos, que era como la fórmula de la Coca Cola...

-Jaja, pues sí. Era un espectáculo, y también hacían un helado de mantecado buenísimo.

-Supongo que en el plató de «Cuéntame» habrá latas como las que está repartiendo La Voz, para ambientar la historia de aquellos años.

-Pues sí, ahora ya estamos en 1981, pero estamos rodeados de objetos y cosas que teníamos en aquella época.

-¿Oye, y tú para qué usarías la lata de Cola Cao, o la de Chocolates Nestlé que los lectores del periódico podrán adquirir el domingo?

-Son cajas muy bonitas y que apelan a la nostalgia, me recuerdan a la abuela y a las galletas... De aquella no había tantos tipos de galletas como ahora y cuando abríamos un paquete de las buenas era estupendo. También las usabas para guardar tus lapiceros, gomas, canicas... Las latas eran el cofre del tesoro.

-Así que jugabas a las canicas.

-Pues sí, había varios juegos: la oca, el gua, el hoyo y el ojo: se pintaba un ojo en el suelo, metías las bolas dentro y había que echar al rival.