Semana Santa: ¿Cuándo cae este año y por qué?

La pasión, la muerte y la resurrección de Jesús se celebran este 2013 del 24 (Domingo de Ramos) al 31 de marzo (Domingo de Pascua)

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La Semana Santa, que celebra la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús de Nazaret, se celebra este año del día 24 de marzo (Domingo de Ramos) al 31 de marzo (Domingo de Resurrección). A lo largo de la Historia ha habido siempre una gran confusión con respecto al día en el que debe celebrarse la Pascua cristiana, también llamada Pascua de Resurrección. No fue hasta el año 325, durante el Concilio de Nicea, cuando se establecieron unas normas concretas para determinar la fecha de la Semana Santa, que, sin embargo, siguieron sembrando la duda al existir dos sistemas de cálculo, el alejandrino y el de la Iglesia romana. Finalmente, en el año 525, el modo para establecer la Pascua se unificó quedando de la siguiente forma:

La Pascua o Domingo de Resurrección, último día de la Semana Santa en el que se celebra la resurrección de Cristo, debe siempre caer en domingo. Nunca puede celebrarse ni antes del 22 de marzo ni después del 25 de abril, ya que deberá coincidir siempre el domingo después de la primera luna llena que sucede al equinoccio de la primavera boreal (21 de marzo), es decir, el domingo siguiente a la primera luna llena de primavera. Para ser concretos y no depender de la oscilación astronómica y geográfica, esta luna llena se fija en base a un calendario eclesiástico y lleva implícito que si coincide en un domingo, la Pascua deberá posponerse al domingo siguiente, para evitar así que coincida con la Pascua judía, que se celebra la primera noche de luna llena de la primavera (independientemente del día de la semana que sea).

La fecha más frecuente del Domingo de Pascua de Semana Santa es el 19 de abril y las menos frecuentes son el 22 de marzo y el 25 de abril. De la fecha de la Semana Santa dependen además otras celebraciones religiosas, como Pentecostés, que se celebra 50 días (siete semanas) después de la Pascua; la Ascensión, que tiene lugar a los 40 días de la resurrección; o el Miércoles de Ceniza, que inaugura la Cuaresma (40 días antes del Jueves Santo, el jueves anterior al Domingo de Pascua) y que pone fin a la fiesta pagana del Carnaval.

Este periodo de preparación de la Pascua (la Cuaresma) -que simboliza los 40 días que pasó Jesús en el desierto, los 40 días que duró el Diluvio Universal, los 40 años de la marcha del pueblo Judío por el desierto y los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto- es el origen también de la tradicción de los famosos Huevos de Pascua, típicos del final de la Semana Santa. Durante todo este tiempo previo a la Semana Santa, los cristianos se preparan para la muerte y resurrección de Cristo, mediante la abstinencia, la meditación y el ayuno, por lo que, tras 40 días, las despensas solían llenarse de huevos que los creyentes comenzaron a pintar para distinguirlos de los frescos. Otros consideran el huevo, una vida nueva, como símbolo de resurrección y festejan con ellos el día final de la Semana Santa.