Un ourensano gana 10 millones con el gordo de la primitiva

El premiado, cuya identidad se desconoce, selló una apuesta de 3 euros

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Personal y amigos de la administración que repartió el premio, durante la celebración. santi m. amil

El gordo de Navidad se lleva el protagonismo de las loterías españolas en estos días previos al 22 de diciembre, pero los sorteos habituales continúan y otro gordo, en este caso el de la primitiva, ha adelantado la fiesta para un único jugador, que se llevará 10.629.292,80 euros. Su identidad aún se desconoce, pero en la administración ourensana donde jugó saben al menos que se trata de un apostante que cubrió tan solo dos columnas, es decir, que gastó tres euros. Ni siquiera por los números (50, 31, 9, 20, 28 + 9) sería posible investigar quién es el afortunado, ya que se trataba de una jugada automática, es decir, que fue la máquina la que repartió suerte.

Pese a todo, Gloria Rodríguez, la lotera, cree que el premiado debe ser algún cliente habitual, que trabaja o vive en la zona. Eso no facilita las cosas para localizar al ganador, puesto que la administración, la número diez de la capital ourensana, está en las galerías Dorzán de la calle Lamas Carvajal, en pleno casco viejo y en un lugar de mucho tránsito. El día en que se selló la apuesta ganadora podría dar alguna pista más, pero el delegado comercial de Loterías y Apuestas del Estado en Ourense, Juan Carlos Rodríguez -que, casualmente, es hermano de la lotera que dio el premio-, explicaba ayer que hasta esta mañana no tendría acceso a esa información, puesto que el domingo no había personal en Madrid para poder facilitársela.

Sea como sea, los dos hermanos, Gloria y Juan Carlos, se mostraban ayer muy satisfechos con el premio y fueron a celebrarlo a la administración, donde repartieron champán entre los vecinos y amigos que se acercaron hasta allí. «Está claro que todos queremos ganar dinero porque tenemos que comer, pero la mayor satisfacción de este trabajo es que toque», comentaba ayer la lotera, que hasta ahora había repartido 1,4 millones en la primitiva y una bonoloto de 60.000 euros como principales premios.

Tras los diez millones que dio ayer, ella y su hermano insisten en que ahora se demuestra que en Ourense -una ciudad habitualmente poco agraciada en estos sorteos- también toca la lotería. «La gente de Ourense compra fuera y, de hecho, aquí se pagan muchos premios, pero de apuestas hechas en otros lugares», explica Juan Carlos.

Mientras, en la zona empiezan las especulaciones sobre el ganador. Ana Pérez, que trabaja en la Churrería Lolita, a pocos metros, había jugado, pero solo acertó dos números, el 21 y el 28. Pese a todo, se alegró de que tocara allí. «Por fin unha boa noticia en Ourense», decía.

Más información