La crisis reduce en más del 26 % las operaciones de aumento de pecho

La Sociedad Española de Cirugía Plástica asegura que la actual situación económica afecta más al descenso de las intervenciones que la alerta sanitaria causada por los implantes mamarios fraudulentos PIP


Redacción

Un año después del escándalo generado por los implantes mamarios fraudulentos PIP, el interés por aumentarse el pecho no ha decaído. Lo que sí ha descendido, sin embargo, es el poder adquisitivo, y por tanto, los recursos económicos para hacer frente a una intervención de este tipo. El 76 % de lo gerentes de hospitales o de clínicas privadas entrevistados para un informe de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) considera que, de algún modo, la actual coyuntura económica ha afectado a las operaciones de cirugía, y de estos, el 96 % ha observado un descenso de las mismas. Consideran que la caída ha sido del 26,6 % en el conjunto de las intervenciones.

Mientras que la crisis y, sobre todo, la dificultad para acceder a créditos con los que financiar las operaciones son el factor que más afecta en esta reducción, la alerta sanitaria por las prótesis de silicona comercializadas por la empresa francesa Poly Implant Prothèse (PIP) no han disuadido a quienes están decididos a aumentarse en pecho. El doctor Vila Moriente, presidente de la Sociedad Gallega de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SGCPRE), asegura que, a raíz de los problemas médicos derivados de las PIP, «la gente acude a la consulta con una mayor preocupación por el tipo de implantes y está mucho más informada sobre los sellos de calidad sanitaria».

Sin embargo, a pesar de que esta alarma no ha mermado las ganas de seguir adelante con este tipo de intervenciones sino que, según lo observado en el último año, ha aumentado el interés por el control sanitario, los expertos recuerdan que la crisis económica sí puede llevar a buscar alternativas baratas a la hora de operarse. Vila Moriente recomienda «exigir que la operación se realice siempre en un quirófano profesional, asegurarse de que el médico es un especialista en cirugía plástica, informarse de cómo va a ser todo el proceso, la intervención y sus posibles consecuencias y desconfiar de ofertas publicitarias tales como primera consulta gratuita».

La tendencia por elegir la opción más barato llevó a cerca de 18.500 mujeres en España a implantarse las prótesis de silicona industrial no apta. La AEMPS, en el marco del Sistema de Vigilancia de Productos Sanitarios, ha seguido recibiendo notificaciones de incidentes con prótesis PIP después de destaparse el escándalo hasta contabilizarse 1.930. En total se han explantado 1.451 prótesis, presentando rotura en 1.255 casos.

Según el informe de la SECPRE, el aumento de pechos es la segunda intervención más frecuente en España (más de 18.500 al año), por detrás de la liposucción, de la que se realizan más de 20.000 operaciones. El 48 % de los responsables de las clínicas y hospitales privados cree que las intervenciones de cirugía de la mama se incrementarán en los próximos años, ya que, consideran, son el tipo de intervenciones con mayor proyección de futuro.

Votación
4 votos