Un equipo de restauradores profesionales intentará arreglar el «Ecce Homo» destrozado por una vecina de Borja

El Ayuntamiento de Borja no descarta emprender acciones legales contra la autora de la la «reparación»

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
.
.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Borja (Zaragoza), Juan María Ojeda, ha anunciado que se han puesto en contacto con un equipo de restauradores profesionales para reparar el «Ecce Homo» «destrozado» por una vecina de la localidad. Los expertos llegarán a Borja la próxima semana para estudiar el estado en que ha quedado la obra. No descartan, según Ojeda, ponerse en contacto con laoctogenaria autora de la «reparación» para que proporcione información acerca del material utilizado. Está previsto que colabore «en todo momento» con las autoridades y los restauradores. Sin embargo, el concejal no se muestra optimista. Cree que será «muy difícil» recuperar la pintura.

El Centro de Estudios Borjianos, que dio a conocer los hechos, publicó una nueva entrada en su blog en la que aclaró que la actuación de «no se ha producido en el marco de ninguna intervención programada».

El Ayuntamiento no descarta acudir a los tribunales

Asimismo, el concejal Juan María Ojeda no descartó que el Ayuntamiento de Borja emprenda acciones legales contra la anciana que intentó recuperar el «Ecce Homo». Ojeda, quien ha dicho que hay que tener en cuenta muchas cuestiones, entre ellas, que se trata de una obra no catalogada, por lo que «el nivel de agresión es diferente».

Con toda la información encima de la mesa y con el asesoramiento de varios profesionales, el Ayuntamiento decidirá si tienen la obligación de emprender acciones legales o no, aunque «se trata de una situación delicada», ha reconocido el concejal.

Lo que el consistorio no puede es dar una imagen de impunidad, ha insistido Ojeda, porque, «independientemente del valor de la obra», el hecho es que una persona ha entrado en una iglesia y ha actuado por su cuenta y riesgo, y eso es «una agresión al patrimonio artístico».

La persona que ha llevado a cabo la intervención es una mujer muy mayor, «con una vida difícil» con un hijo discapacitado de 60 años a su cargo, y que, con la mejor intención, entró en la iglesia para reparar la obra, ha indicado el teniente de alcalde.

Desde el Gobierno de Aragón se ha indicado a Efe que no tienen previsto llevar a cabo ninguna actuación, ya que se trata de una obra «no catalogada» y por tanto no es competencia del ejecutivo autonómico.

Más información