Delfines a la vista en las costas de Galicia

En la comunidad pueden observarse 22 especies de cetáceos

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Un grupo de delfines grises adultos se divierten jugando tranquilamente sobre la superficie en las proximidades del litoral gallego. CEmma

Para los amantes de la naturaleza, Galicia es un lugar perfecto para ver cetáceos con facilidad. Esto es, a simple vista desde la costa. Treinta son los puntos que, según expertos de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (CEMMA), pueden calificarse como óptimos para divisar estos animales. Los cuatro mejores son Punta das Olas, Faro Silleiro, Punta Remedios y el puerto de Bueu.

No siempre salen a la superficie y suelen ser vergonzosos, por eso es fundamental tener paciencia y llevar buen material. Para observarlos es primordial «abranguer todo o campo de visión. É máis frecuente velos ao lonxe, a máis de mil metros», comenta Alfredo López, responsable de comunicación de CEMMA. En ese caso, los prismáticos o el telescopio son instrumentos perfectos para deleitarse con la presencia de delfines e incluso ballenas.

A veces se necesitan entre 30 y 60 minutos de espera para hacer algún avistamiento. En otras ocasiones basta con ir a la playa para llegar casi a tocarlos, como sucedió esta semana en Barrañán (Arteixo), en donde a media tarde solía acercarse un grupo de delfines que alegró la jornada de playa a curiosos y bañistas.

Pueden salir a la superficie a cualquier hora del día, pero según las estadísticas las más adecuadas son las comprendidas entre las 12 y las 14 y entre las 16 y las 18.

Galicia cuenta al menos con 22 especies de cetáceos en sus costas. Se han contabilizado gracias a los varamientos que se han ido documentando desde 1990. Pero son siete las que acostumbran a asomar sobre las olas gallegas con mayor frecuencia. Entre ellas destaca el delfín común, al que corresponden el 50 % de los avistamientos. Después le siguen el delfín mular, la marsopa común, el delfín listado, el calderón común y el delfín gris.

Las ballenas protagonizan únicamente el 2 % de las observaciones de cetáceos. A veces se dejan ver cerca de la costa, aunque lo normal es que su tránsito oceánico sea remoto.

A simple vista, los distintos tipos de cetáceos, sobre todo los delfines, pueden resultar parecidos, pero basta con fijarse un poco para darse cuenta de que son diferentes. Los rasgos diferenciadores suelen ser las aletas y el morro. El tamaño de los delfines oscila entre 1.90 y 3 metros en machos de edad adulta.

marta bermúdez