Educación

Las matrículas universitarias podrán subir hasta un 66 %

En las comunidades que apliquen el incremento máximo el curso se encarecerá en 540 euros al año

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
JuanJo Martín | Efe
JuanJo Martín | Efe

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha acordado con los consejeros de las comunidades autónomas una subida de hasta un 66 % en las matrículas universitarias para el próximo curso. Durante la Conferencia General de Política Universitaria, el Gobierno ha explicado que esta medida es imprescindible para conseguir elevar la parte de la financiación de la universidad que corre a cargo de los estudiantes. En este momento, las comunidades costean cerca del 85 % de lo que cuesta realmente la enseñanza universitaria. La propuesta el Gobierno es que los alumnos pasen de sufragar el 15 % del coste real del curso, como hasta ahora, a pagar un máximo del 25 % del total, lo que, de aplicarse el tope de esa subida, implica un incremento del 66 %. En total, el coste medio del cuso en este caso subiría en 540 euros, según el ministerio.

Cada curso cuesta de media 6.000 euros, de los que los alumnos pagan ahora en torno a 900 euros. De aplicarse la subida máxima, llegarían a pagar 1.500

A la reunión que se ha celebrado en Madrid no ha podido asistir el conselleiro de Educación de la Xunta, Jesús Vázquez, debido a que el vuelo en el que debería haber partido desde Santiago se retrasó. Fuentes de la consellería han explicado a La Voz de Galicia que el conselleiro ha estado en contacto telefónico permanente con el resto de asistentes a la conferencia. Cada curso cuesta e media 6.000 euros, de los que los alumnos pagan ahora en torno a 900 euros. De aplicarse la subida máxima, llegarían a pagar 1.500.

El otro gran punto del orden del día ha sido la propuesta el ministerio de elevar las horas lectivas de los profesores universitarios que no se dediquen a la investigación. El objetivo final es reducir en un total de 3.000 millones de euros el presupuesto en Educación para cumplir con el último recorte anunciado por el Gobierno, que incluye otro recorte en Sanidad de 7.000 millones de euros.