Nematodo: una plaga en un árbol

Un año después de las primeras talas en Galicia, no hay nuevos casos.

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Un año se ha cumplido de las primeras talas en Galicia a causa del nematodo del pino. Los propietarios de montes dicen que esas talas les han creado un grave perjuicio económico y recuerdan que la plaga se circunscribe a un solo árbol. La Xunta, en guardia, mantendrá la cuarentena hasta noviembre del 2013.

¿Qué es el nematodo del pino y cómo afecta?

Un microorganismo (Bursaphelenchus xylophilus) que se vale de un vector, en este caso un insecto, para atacar al pino hasta secarlo. Plaga habitual en Portugal, el único caso en Galicia se constató en noviembre del 2010 en As Neves.

¿Cómo se actuó desde entonces?

Las talas comenzaron en enero del 2010, y fueron masivas a partir de junio. Hoy, según Medio Rural, la zona de corta preventiva en torno al punto positivo (un kilómetro y medio de radio) está limpia de especies sensibles y restos de corta. En la zona contigua a esta, entre 1,5 y 5 kilómetros, se ha realizado una labor de retirada de árboles secos y sintomáticos, a pesar de que en ella no se detectó afección.

¿Qué dicen los afectados?

Propietarios particulares y de miembros de las comunidades de montes de Taboexa (As Neves) y Leirado (Salvaterra) se quejan de falta de información por parte de la Xunta y han presentado una reclamación patrimonial administrativa por daños y perjuicios por 2,5 millones de euros. Recuerdan además, al igual que la Asociación Forestal de Galicia, que la plaga solo se constató en un árbol.

¿Qué hará la Xunta?

Recuerda que, «aunque no se han detectado más positivos y el silencio juega a favor de declarar erradicado el foco, tendrán que transcurrir tres años desde su detección (noviembre del 2010), lo que implica un seguimiento intensivo». Y pasado ese tiempo seguirá habiendo un control en la zona, «como marca la legislación comunitaria ante un organismo de cuarentena».