El Sergas podrá ahorrar hasta el 80 % de los recursos humanos dedicados a combatir el problema


08/12/2011 06:00 h

Hasta ahora, en el hospital lo que hacían era recoger de forma continuada datos clínicos complejos, analizarlos y distribuirlos entre los servicios asistenciales del centro. Pero esa recogida a mano es tediosa y lenta. De todo esto se encarga el servicio de medicina preventiva, que, con la colaboración del de Tecnologías de la Información del CHUO, aporta una experiencia de 30 años.

A esto se añade el apoyo de la Universidade de Vigo, a través del grupo de Sistemas Informáticos de Nueva Generación, (SING) que dirige el ingeniero Florentino Fernández Riverola

La Xunta, por medio de su Plan I+D de la Consellería de Industria, aporta 300.000 euros al proyecto. El investigador principal en la universidad es el ingeniero Daniel González Peña. «O principal obxectivo é que mediante intelixencia artificial pódese procesar a información xerada día a día nos sistemas informáticos do hospital e asistir ao persoal do servizo de medicina preventiva na ardua tarefa de encontrar e reportar os casos de infección nosocomial», explica.

La estrategia de este proyecto consiste, dice el ingeniero, en «que o sistema intelixente poida aprender das decisións que toma o persoal de medicina preventiva para axudarlle posteriormente, por exemplo priorizando os casos máis sospeitosos». Una de las claves del éxito, explica Peña, es la integración de datos de los múltiples sistemas de información del hospital.

Para cada paciente, el nuevo método analizará e investigará toda la información relacionada con la posible infección y su localización. Calculará también la relevancia, de forma que podrá diagnosticar la presencia o ausencia de un problema de un modo eficiente, objetivo y comparado.

Gracias a esta herramienta que se pondrá en marcha en Ourense se podrán identificar brotes epidémicos de forma precoz y controlar a los pacientes que es necesario aislar. Incluso tomar precauciones durante la hospitalización.

De este proyecto se beneficiará todo el Sergas, que podrá ahorrar hasta un 80 % de los recursos humanos dedicados a vigilar la infección.

Votación
4 votos