Imagen:El telescopio recoge la Nebulosa del Velo, los restos de una supernova.

El cielo levanta el telón

Las Leónidas pasean su nítida lluvia de estrellas por el escenario de un firmamento de nebulosas, galaxias lejanas y cúmulos globulares


redacción / la voz

La cola del cometa 55P/Tempel-Tuttle dejará a su paso por la Tierra partículas de polvo más pequeñas que un grano de arena. Esas partículas entrarán en la atmósfera de nuestro planeta a cien kilómetros por segundo, y a semejante velocidad se calentarán hasta iluminarse como antorchas y convertirse en estrellas fugaces. Las Leónidas, no tan abundantes como las Perseidas de agosto pero mucho más nítidas y brillantes, nos visitarán esta noche y durante todo el fin de semana. Si las nubes lo permiten se podrán divisar hacia el este. A ser posible, temprano, antes de que la la Luna se asome para emborronar con su luz amarillenta el lienzo del firmamento.

«Muchas personas creen que el espectáculo de las estrellas fugaces se produce a años luz de nosotros, cuando en realidad lo tenemos cien kilómetros por encima de nuestras cabezas», explica Borja Tosar, máster en Astrofísica por la Universidad de Valencia y colaborador del planetario de la Casa de las Ciencias de A Coruña.

Para disfrutar de las Leónidas no hace falta nada. Se ven a simple vista al huir de la luz de las ciudades, a ser posible provistos de mantas y chocolate caliente. Una silla plegable completa el kit para disfrutar de la pantalla panorámica del cosmos.

Las fugaces más brillantes se conocen como bólidos, «y lo bueno de las Leónidas es que, aunque no haya una gran cantidad de estrellas, se ven bastantes bólidos», explica Tosar, miembro también de la Agrupación Astronómica Ío, de A Coruña.

Pero no es necesario esperar a que nos visiten las Leónidas para pasmarse ante el escenario del firmamento, que cada noche da una función gratuita. A simple vista, o usando como mucho unos prismáticos, se pueden reconocer constelaciones, que son agrupaciones estelares, pero también el paso errante de los planetas (vagabundos, en griego antiguo) o cúmulos globulares, que son agrupaciones de estrellas viejas que orbitan alrededor de galaxias como si fueran satélites.

Y este fin de semana, como se observa en el gráfico superior, la programación del cielo ofrece en prime time (diez de la noche) y en exclusiva mundial el espectáculo de las lunas de Júpiter, el Cúmulo Doble de Perseo, las Pléyades, la Nebulosa de Orión o la abismal galaxia de Andrómeda.

Votación
28 votos
Etiquetas
Luís Tosar Valencia A Coruña ciudad Lluvia de estrellas Casa de las Ciencias Tierra Comarca da Coruña Perseidas