Las semillas del brote de «E. coli» también se vendieron en España

El foco infeccioso puede tener suorigen en plantas germinadas de Egipto


redacción / la voz

El brote infeccioso causado por una agresiva variante de la bacteria E. coli, que ya se ha cobrado 48 vidas y que ha afectado a más de cuatro mil personas en Alemania y otros países europeos, tiene un nuevo culpable: un lote de semillas de la planta fenogreco o alholva, que se utiliza como especia para muchos tipos de curri o para ensaladas, importadas desde Egipto y que llegaron a Europa vía Italia y también se distribuyeron en España.

Las semillas son, supuestamente, las causantes de las infecciones detectadas en Alemania y en Francia, en las que los afectados presentaban el mismo serotipo de la cepa, el O104:H4, y en las que los investigadores del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) encontraron un nexo de unión en el consumo de brotes germinados de alholva procedente de Egipto.

La relación entre las semillas egipcias y el brote de E. coli se ha establecido por la trazabilidad, ya que las autoridades comunitarias rastrearon su procedencia y determinaron adónde habían sido distribuidas. Llegaron a Europa por Italia y fueron vendidas, además de en Francia y Alemania, en España, el Reino Unido, Holanda y Austria.

La llegada a España de un lote de estas semillas fue confirmada ayer por la tarde por el Ministerio de Sanidad, que a su vez recibió la alerta de la Comisión Europea. «Según esta información -explica Sanidad en un comunicado-, las semillas habrían llegado a España en el 2010 y ya se están realizando las actuaciones oportunas para averiguar la trazabilidad de las mismas».

De rastrear las empresas españolas que pudieron haber importado el material y determinar dónde lo comercializaron se encarga el Ministerio de Medio Rural. Pero, en principio, no parece que la alholva sea un producto muy consumido en España, donde hasta el momento no ha aparecido ningún infectado contagiado en el país ni se ha detectado el serotipo agresivo de la bacteria E. coli.

Todo apunta a que las semillas egipcias son el origen de la infección y las que contagiaron la bacteria, a su vez, a los brotes germinados de Alemania en los que se detectó la cepa. Sin embargo, todavía no existe confirmación, ya que para demostrarlo será necesario ratificarlo mediante pruebas microbiológicas.

Así, tanto la Autoridad Europea para la Salud Alimentaria como el Centro de Prevención y Control de Enfermedades coincidieron en señalar en un informe que «todavía hay mucha incertidumbre acerca de si estas semillas son realmente la causa común de todas las infecciones, ya que todavía no hay resultados bacteriológicos positivos».

Mientras tanto, el ministro egipcio de Agricultura negó ayer que exista tal vinculación y asegura que su país es víctima de una conspiración de Israel.

48

Muertes por la infección

La mayoría de los fallecimientos por la infección de la bacteria, 47, ocurrieron en Alemania.

4.000

Personas afectadas

De ellas, 888 padecen el síndrome urémico hemolítico, mortal en el 5 % de los casos.

Votación
3 votos