Educación rechaza trasladar de colegio a la niña de Arteixo

La Xunta advierte que hubo defectos de forma en el proceso de sanción


arteixo / la voz 11/03/2011 06:00 h

«Estamos muy contentos». Con estas palabras recibía ayer Redouame Hakim la noticia de que su hija no tendrá que ser traslada de centro escolar, aunque todavía le asaltan dudas sobre si la niña podrá seguir llevando el velo islámico en clase. La Consellería de Educación hizo pública ayer su decisión de no tramitar el traslado de la estudiante, sancionada el pasado mes de enero por usar el hiyab, a pesar de que una normativa interna del CEIP Arteixo prohíbe a los alumnos llevar la cabeza cubierta dentro del aula.

Según indicaron desde la Xunta, en la tramitación faltaba el expediente disciplinario preciso para justificar y ordenar el traslado de la niña. Al no existir esa documentación, los responsables de Educación consideran que se produce la nulidad de la sanción impuesta por el consejo escolar, se invalida el proceso y, además, entiende que el centro «non cumpre coa legalidade necesaria».

También aclararon que se detectaron «defectos de forma» en la tramitación que hacen imposible el cumplimiento de la sanción y, por lo tanto, «a estudante debe permanecer escolarizada ata que, se procede, se impoña unha sanción conforme a dereito, se solicite o traslado por parte dos pais ou se modifique o regulamento de réxime interno do CEIP Arteixo».

Recordaron que corresponde al director del colegio tomar la opción que proceda para velar por el cumplimiento de las normas del centro. En todo caso, desde la consellería matizaron que se dio este caso «porque o centro non cumpriu cos pasos legais precisos para a realización do expediente disciplinario».

En cuanto al «fondo do asunto», los responsables de Educación no fueron tan precisos y tan solo recordaron que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos manifestó por unanimidad en el año 2008 que las medidas disciplinarias «están xustificadas de acordo co principio de proporcionalidade cando corrixen normas xerais do centro, polo que non se produce violación da liberdade relixiosa nin tampouco do dereito á educación».

Aunque la familia de la niña de Arteixo manifestó su «satisfacción» por la resolución de la Xunta, a Redouame Hakim le quedan dudas sobre el futuro de su hija. «Anulan el traslado porque detectaron un defecto de forma. Pero ahora me quedan dudas sobre si mi hija podrá seguir llevando el velo, si la tratarán de una forma distinta o si acabará bien el curso». Muy solicitado por los medios de comunicación y con el teléfono sonando constantemente, Hakim aseguraba que tendrá que analizar con sus asesores legales la decisión de la Xunta y lo que ello supondrá para las actuaciones judiciales que tenían previsto emprender, ya que solo se reconoce un defecto de forma en la tramitación, «pero nada dice sobre el derecho de la niña a llevar el velo». «Estoy contento, pero al mismo tiempo estoy preocupado por lo que pase más adelante con mi hija». Explicaba que no quiere volver a pasar por una situación similar. Ni él ni la niña. Y plantea la posibilidad de que si en el reglamento interno del colegio existe algún error «debería modificarse» y se excluyan como motivo de sanción el uso de símbolos religiosos y culturales.

«Estoy contento, pero al mismo tiempo preocupado por lo que pueda pasar con mi hija»

Redouame Hakim

Votación
4 votos