División de opiniones entre los hosteleros sobre los efectos de la nueva ley en el sector

Los hosteleros están divididos a la hora de valorar los efectos que la nueva ley puede tener sobre la clientela. Manuel López, del Ágora, afirma que «si se sale y se entra no se consume lo mismo que si uno no se mueve». En la acera de enfrente Nelson y sus amigos comparten la idea. «Normalmente cando a xente sae no descanso do traballo a tomar un café é para fumar un cigarro, se agora non podes pois a xente suprimirá o café», y añade: «Hoxe pola mañá unha hosteleira comentábame que dende que a xente se queda na terraza a fumar non ve os cruasáns e non os pide». Sin embargo, Nicolas Dangello, empleado de uno de los bares de tapas de la calle de la Barrera, señaló que a la larga «no tendrá repercusiones». El encargado del pub Dublín, Pedro, reconoce que de momento no se ha notado un descenso de la clientela, aunque precisó que «estamos en unas fechas muy señaladas y eso ayuda».

En general, tanto fumadores como hosteleros están a favor de la nueva normativa, aunque critican el desembolso «inútil» que tuvieron que hacer estos últimos hace unos años para adaptarse a la ley anterior, y sentencian: «Quien quiera fumar lo va a hacer igual».

Votación
6 votos
Etiquetas
Hostelería