Imagen:

Dar de mamar al bebé por decreto

El Gobierno de Indonesia dicta una ley que multa a las mujeres que no amamanten a sus hijos durante los seis primeros meses de vida, como pidió Gisele Bundchen


madrid/la voz.

La polémica sobre los beneficios y perjuicios de la lactancia materna no cesa. Aunque existe una corriente generalizada cada vez más extensa a favor de que la madre dé de mamar a su hijo, siempre salpicada por opiniones o estudios que restan interés o ponen en duda los aspectos positivos de dar el pecho frente a los preparados lácteos, hay países que han llevado esta dicotomía al extremo, casi al absurdo.

Es el caso de Indonesia, donde el Gobierno acaba de aprobar una ley que establece que todos los bebés deben ser amamantados de forma exclusiva durante los seis primeros meses de vida. Desde principios del próximo año, cualquier madre que no cumpla con esta disposición, siempre que sea posible, será multada con 100 rupias (unos 8,8 euros).

El objetivo de esta medida es, según las autoridades indonesias, reducir las altas tasas de malnutrición en el país de una manera barata, sin necesidad de invertir recursos. De hecho, según una encuesta gubernamental del 2007, casi el 40% de los niños menores de cinco años tienen retrasos en su crecimiento debido a la mala alimentación. Esto ha coincidido con que las tasas de lactancia materna exclusiva se han reducido un 10% entre el 2006 y el 2008 en un país en el que nacen un millón de bebés al año.

Y lo que parece es que los responsables indonesios han hecho caso a la modelo brasileña Gisele Bundchen, quien, tras dar a luz a su primer hijo, afirmó que «tenía que haber una ley mundial para que las madres dieran de mamar a sus bebé durante los primeros seis meses». Esta posición, que ya había sido defendida con anterioridad por rostros tan famosos como la actriz Cindy Crawford, ha recibido un sinfín de críticas, sobre todo porque se trata de una mujer que además de ser modelo tiene unos ingresos superiores a los 20 millones de euros al año.

En España, esta polémica resurge cada cierto tiempo, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud dejó claro hace años que la lactancia materna exclusiva hasta el primer semestre, completada con refuerzos alimenticios hasta los dos primeros años de edad del bebé, es lo mejor para la salud de los retoños, porque reduce la mortalidad infantil y porque tiene beneficios sanitarios que llegan a la edad adulta.

Incorporarse al trabajo

Según los últimos datos de la Asociación Española de Pediatría, el 80% de las mujeres españolas quieren amamantar a sus hijos cuando dan a luz, porcentaje que baja hasta el 68% a las tres semanas. Pero de hecho, a los tres meses, la mitad de las mujeres abandonan la lactancia, normalmente porque se tienen que reincorporar al trabajo.

Es más, según la OMS, los niños menores de seis meses alimentados exclusivamente con leche materna no llegan en el mundo al 35%, porcentaje que en España se sitúa en el 36%, y en Estados Unidos, en el 12%. Y lo que también se ha comprobado es que estas cifras crecen en los períodos de crisis, cuando, según muchos mal pensados, lo que se pretende es que la mujer vuelva al hogar.

Votación
8 votos
Etiquetas
EE.UU. Indonesia OMS