Los efectos de la capa de ozono en el planeta entre 1989 y 2054

La NASA señala que las medidas para conservar la capa de ozono evitaron el desastre en la Tierra

Los CFC, empleados en rociadores y en equipos de refrigeración y que causan anualmente un agujero en la capa de ozono formada cerca del Polo Sur, podrían haber desvanecido dos terceras partes de la capa en el año 2065, según la simulación.


Un estudio de la NASA a partir de un modelo de computadora para analizar qué habría ocurrido si hace 22 años no se hubiera llegado a un acuerdo internacional para reducir el uso de clorofluorocarbonos (CFC) determina que la humanidad logró evitar un desastre en la capa de ozono.

Los CFC, empleados en rociadores y en equipos de refrigeración y que causan anualmente un agujero en la capa de ozono formada cerca del Polo Sur, podrían haber desvanecido dos terceras partes de la capa en el año 2065, según la simulación. Paul Newman, experto en meteorología de la NASA, señala que, de no haberse reducido el uso de CFC, la capa de ozono se habría destruido dentro de cuatro décadas «y el agujero de ozono cubriría la tierra».

Además, los CFC habrían elevado la temperatura mundial en más de un grado. «Nuestro planeta se habría transformado en un sitio horrible», explica Newman en el artículo publicado en la revista especializada Atmospheric Chemistry and Physics. En latitudes medianas, la radiación ultravioleta habría aumentado seis veces. Apenas cinco minutos de exposición al sol habrían causado quemaduras de piel, en lugar de los actuales 15 minutos. Niveles de rayos ultravioleta durante el verano, que en la actualidad están en los 10 u 11, habrían aumentado a 30. Y los tormentas de verano hubieran sido mucho más poderosas.

Votación
6 votos
Etiquetas
NASA Tierra Paul Newman