Nace en Estados Unidos el primer periódico hecho a partir de blogs, que se distribuye en San Francisco y Chicago


En estos tiempos en los que lo habitual es el cierre de periódicos, que aparezca uno nuevo y encima con una idea revolucionaria es una auténtica noticia. Y así lo han visto los grandes medios de comunicación estadounidenses que se han hecho eco de la salida, el pasado miércoles, de The Printedblog, el primer medio impreso que reproduce blogs.

Los blogs son espacios de Internet en los que ciudadanos que no tienen por qué ser periodistas escriben sobre lo que quieren o ponen fotos, vídeos o ilustraciones. Existen millones de blogs en el mundo. En todos los idiomas y sobre todos los temas. Desde noticias hasta juguetes, recetas de cocina, astronomía, religión o cualquier cosa que se le ocurra a alguien.

Los blogs nacieron porque todas esas personas que los escriben no tenían acceso a los medios de comunicación para hacer públicas sus ideas. Ahora, el editor de The Printedblog, Joshua Karp, ha dado la vuelta a la idea. Ha decidido convertir algunos blogs en letras impresas en páginas que forman un periódico semanal y gratuito que pretende financiarse con publicidad.

The Printedblog, cuyo nombre quiere decir literalmente el blog impreso, tiene cuatro páginas y su aspecto está mucho más próximo al de los blogs que al de los periódicos tradicionales. No se ordena en columnas sino que tiene solo dos tiras de texto.

Por el momento, solo se distribuye en Chicago y San Francisco. Y dentro de dos semanas también aparecerá en Nueva York. Pero las previsiones de Karp son mucho más ambiciosas. Primero está convencido de que en breve será diario. Además cree que su periódico puede estar en todas las grandes ciudades y no como una única edición. Karp tiene el objetivo de hacer un periódico distinto para cada barrio. Por ejemplo, una gran ciudad como Chicago podría tener cincuenta ediciones distintas. Y muchas más Nueva York.

La forma en la que se edita The Printedblog lo hace perfectamente posible. Por el momento, el semanario se reparte en el centro de las dos grandes ciudades. Y son los propios repartidores los que lo imprimen en sus casas. Cada uno hace con su impresora tantos ejemplares como va a repartir. Así que los gastos del periódico son los del papel, la tinta y las impresoras. Además de los sueldos de los repartidores y de los encargados de gestionar la publicidad. Aunque aquí también tiene previsto Joshua Karp ahorrar en salarios, ya que la compra de espacios publicitarios podrá hacerse directamente a través de Internet.

Y en lo que ahorra The Printedblog es en una de las partidas que a los periódicos tradicionales más les supone, los periodistas. El semanario ha llegado a un acuerdo con alrededor de 300 blogueros para reproducir sus artículos en papel. A cambio, los blogueros recibirán un porcentaje de la publicidad que consiga la edición en la que va su trabajo. Las grandes compañías reducen sus gastos en publicidad, pero los pequeños negocios la aumentan en su ámbito más cercano.

Votación
2 votos