Médicos y profesores, en contra de reducir las horas de Educación Física

Canarias y Madrid imparten en primaria tres clases a la semana, frente a las dos de los colegios gallegos


A finales del pasado año, el Parlamento Europeo aprobó un informe en el que pidió a los Estados miembros que garanticen al menos tres clases de Educación Física por semana, «si bien debería animarse a las escuelas a superar este objetivo mínimo». Unos meses después, las distintas comunidades empiezan a elaborar los currículos del bachillerato, y la gimnasia sufre un varapalo en varias de ellas. El País Vasco -donde los profesores ya han tenido huelgas- y Galicia son dos de ellas. Educación presentó un borrador en el que esta materia pasará de dos horas semanales a una en primero de bachillerato.

Aunque todavía no está aprobado, las reacciones han sido por el momento de total rechazo. Todos los sindicatos educativos están en contra de la merma, y el Colegio de Licenciados en Educación Física ha recogido ya mil firmas en contra de esta iniciativa. El decano de INEF en A Coruña, Rafael Martín, asegura que la junta de facultad se posicionará oficialmente sobre el tema, y anticipa que resulta curioso que esta tendencia de reducir la asignatura, que comenzó con la ex primera ministra Margaret Thatcher y que ya se ha superado totalmente ante la epidemia de sobrepeso, llegue ahora a España. «Llega una moda que ha fracasado en otros países», afirma Martín.

Otra cuestión paradójica es que justo cuando la Consellería de Sanidade pone en marcha su programa Concellos saudables , para que los ayuntamientos contraten a profesionales de la educación física que incentiven la práctica del deporte, Educación plantee una reducción en los institutos. Lo cierto es que la LOE ha reducido la carga horaria de esta asignatura, pero algunas comunidades siguen apostando por ella. Canarias, donde el sobrepeso infantil supera la media nacional, Madrid, Navarra y Valencia son algunos ejemplos. En Canarias y Madrid, por ejemplo, los niños de 6 a 9 años tienen tres horas de gimnasia a la semana, un 50% más que las que se imparten en los colegios gallegos.

Votación
18 votos