Doce mandamientos para un mundo mejor

Los ecologistas presentan «Un programa por la Tierra» como oferta electoral para los partidos políticos.


Son 'doce mandamientos' para «hacer las paces con el planeta» y, de paso, convertir a España en un país más sostenible. Hay elecciones en lontananza y los principales grupos ecologistas del país - Greenpeace, WWF/Adena, Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y Amigos de la Tierra- presentaron este martes 'Un programa por la Tierra' como oferta electoral y ecológica para los partidos políticos, por si no tienen una propia. Lo hicieron antes de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y repiten ahora de cara a las generales del 9 de marzo. Entre sus propuestas, ecotasas para los combustibles 'sucios', incentivos a las renovables, cierre de las nucleares y educación 'verde' para los escolares.

Pretenden «alimentar el debate ambiental» en la campaña electoral y proporcionar a los futuros responsables políticos del país una buena 'hoja de ruta', afirmó Juan López de Uralde, director de Greenpeace.

'Un programa por la Tierra' propone compromisos concretos sobre cambio climático, energía, transportes, calidad del aire, urbanismo y ordenación del territorio, industria, residuos, consumo, agua, agricultura y desarrollo rural, bosques, conservación, costas, y política exterior, entre otras áreas. Y se resumen en 12 capítulos prioritarios:

-Reducir las emisiones de CO2, un 30% para 2020 y un 80% para 2050, respecto de los niveles de 1990, por medio de una Ley contra el Cambio Climático.

-Una Ley de Ahorro y Eficiencia Energética Reducir de forma drástica el consumo energético.

-Apuesta por la energía limpia con una Ley de Energías Renovables.

-Restringir el uso del automóvil, más transporte público y planes obligatorios de Movilidad Sostenible.

-Medidas efectivas para reducir la generación de residuos.

-Educar en colegios e institutos para una 'ciudadanía verde', menos consumista.

-Compras públicas sujetas a estrictos criterios ecológicos y sociales.

-Reducción de un 20% en el uso de productos químicos en la agricultura.

-Incentivar el alquiler y la rehabilitación de viviendas frente a la compra y la nueva construcción.

-Recuperación de acuíferos sobreexplotados, cierre de extracciones ilegales, más de medio millón, y asegurar caudales ecológicos en los ríos.

-Completar la red Natura 2000, tanto terrestre como marina, y garantizar su financiación y gestión.

-Crear una red de espacios marinos protegidos, que incluya áreas litorales y oceánicas.

Detrás de estos doce enunciados se esconden propuestas de difícil encaje para algunos partidos políticos, como el cierre en 2015 de todas las centrales nucleares, dejar de construir autovías y autopistas y restringir la construcción y la ocupación urbanística. «Hace falta mayor control en la concesión de licencias de construcción y para aprobar planes urbanísticos», a juicio de Theo Oberhuber, coordinador de Ecologistas en Acción.

«En los últimos años hemos conseguido que el discurso ambiental forme ya parte habitual del debate político; ahora el momento de la acción», recalcan los ecologistas. Las organizaciones firmantes pretenden reunirse en próximos días con representantes de los partidos políticos para hacerles llegar su 'programa'.

Votación
4 votos