Un clérigo saudí explica en televisión cómo se debe pegar a una mujer

Un vídeo en el que un clérigo saudí enseña a unos jóvenes a pegar a sus mujeres, está dando la vuelta al mundo.


09/11/2007 13:59 h

El vídeo está dando la vuelta al mundo. Se trata de un programa de una televisión libanesa, el Ramadán TV Show, donde un clérigo radical explica a unos jóvenes musulmanes cómo pegar a sus futuras esposas siendo respetuosos con el Islam. Recomienda golpearlas con el cepillo de dientes, ya que no son un camello o un asno y tienen inteligencia para discernir entre lo correcto y lo incorrecto. «El hombre debe pegar a la mujer allí donde no deje marcas», sentencia en un momento de la grabación ante los jóvenes. Alguno de ellos parece asustado, y otros se muestran de acuerdo con el teólogo.

El clérigo en cuestión se llama doctor Muhammad Al-Arifi y es un imán de la mezquita Rey Fahd de la marina saudí. En un programa de la cadena LBC TV explicaba el pasado 9 de septiembre a los jóvenes musulmanes que golpear a las mujeres en el rostro está prohibo por el Islam, que no se las puede tratar como animales, sino que los golpes «tienen que ser suaves y nunca en la cara».

Aconseja el clérigo radical que, primero, el esposo debe advertir a su mujer «una, dos, tres veces, cuatro, diez veces» que está enfadado. Si esto no sirve, entonces optará por no dormir con ella en la misma cama, ni dirigirle la palabra para expresar su malestar. En el caso de que ambas alternativas no funcionen, entonces «tendrá que pegar» a su esposa. «Golpear en la cara está prohibido, incluso a los animales», explica Al-Arifi.

El clérigo saca un cepillo de dientes, que lleva encima, y recomienda pegar a las esposas con él. Y pone como ejemplo a un hombre enfadado porque su mujer no le obedece. "Si él le dice a ella: ?cuidado, los niños están cerca de la chimenea' o 'aleja a los niños del enchufe eléctrico' y ella le responde 'estoy ocupada', entonces él le golpeará con el cepillo de dientes o con algo parecido. Nunca le pegará con una botella de agua, un plato o un cuchillo. Eso está prohibo".

Golpear con delicadeza

Ahora bien, aconseja golpear a las mujeres con «delicadeza porque el objetivo no es infringir dolor. Cuando golpeas a un animal, tu intención es causarle dolor para que te obedezca porque el animal no te entiende si le dices 'Oh camello, venga, muévete', el camello no entenderá este tipo de cosas hasta que lo golpees. Un burro no entiende nada si no le pegas, pero una mujer, un hombre, un niño y demás les afecta generalmente más las emociones que otras cosas».

Si él pega a su esposa, «los golpes tienen que ser suaves y no dejar marcas feas en la cara. Tiene que pegarla allí donde no deje marcas». El clérigo se lamenta que, desafortunadamente, muchos maridos pegan a sus esposas «sólo cuando se enfadan y, cuando empiezan a golpearlas lo hacen como si estuvieran dando puñetazos en un muro, les pegan con las manos, de derecha a izquierda, y en ocasiones con los pies. Hermano, estás golpeando a un ser humano. Eso está prohibido. Él no debe hacerlo».

El vídeo está siendo aprovechado por organizaciones críticas con el Islam y que están embarcadas en una guerra de propaganda contra los extremistas, en especial los simpatizantes de Al Qaida. El difundido aquí ha sido obtenido de Memri (the Middle East Media Research Institute) una organización no gubernamental de tendencia pro israelí. Por su parte, el clérigo saudí Al-Arifi es conocido por su radicalismo. El año pasado, criticó a las organizaciones de homosexuales occidentales y aseguró que hay mujeres en Occidente que se acuestan con sus perros y que el 54% de las danesas no sabe quién es el padre de sus hijos. En 2002, proclamó: «Nosotros controlaremos la tierra del Vaticano, nosotros gobernaremos Roma e introduciremos el Islam».

Votación
0 votos