Las paradas del examen de selectividad

Del diseño hasta la nota, un recorrido por el periplo de las pruebas de la ABAU

La revolución descafeinada de la nueva Selectividad Los alumnos gallegos ya se han estrenado con la ABAU. Un proceso de selección criticado por ser menos flexible y que algunos estudiantes, aseguran, «está mitificado»

a coruña / la voz 08/06/2017 05:00 h

Un examen de selectividad (ABAU) tiene un periplo intenso desde su creación hasta su resultado final. Este es un resumen de la vida de cada cuadernillo de preguntas (y hay 25, uno por cada asignatura).

Creación

Grupo de trabajo. Formado por inspectores, profesores de universidad y de enseñanzas medias, trabajan todo el curso en diseñar seis exámenes diferentes.

Tribunal único. Los únicos que saben qué entra son tres personas de la CIUG (el ente que organiza, desarrolla y corrige la ABAU), y sortean en público los exámenes (sin exhibir el contenido) para elegir tres pruebas: la de junio, la de septiembre y una de reserva.

Transporte

Imprenta de la CIUG. Es en la sede de la CIUG donde se hacen las copias del cuaderno de preguntas. Y van a la cámara acorazada. Solo dos personas del tribunal único tienen la llave.

Traslado en furgón blindado. En la mañana que empieza la selectividad se trasladan las cajas a las 26 comisiones delegadas (o sedes) en furgones blindados.

Precintado

Una caja para cada día. En la comisión delegada de Caminos, en A Coruña, se examinan estos días 630 estudiantes. José Manuel Santos, presidente de la comisión, recibió las tres cajas con los exámenes de este mes de junio. Cada día abre una caja.

Paquetes. Cada materia ocupa poco, son solo 630 folios (o 1.300 los dobles). El paquete viene precintado y se abre en el momento.

Al alumno y de vuelta

Reparto y espera. Los exámenes se reparten en las aulas. Los alumnos no pueden salir en la primera media hora y nadie puede ver el cuaderno hasta entonces. A partir de ese momento, ya son públicos. Ayer entraron el modernismo y el teatro anterior a la Guerra Civil en Lengua; y el turnismo y Alfonso XIII o la oposición al franquismo en Historia. «Estaba asustada, pero fue como un examen de clase», decía Ana, del IES David Buján, tras la primera cita. Juan Granados, inspector, cuenta: «Vigilamos al mismo grupo durante los tres días y al final los acabas conociendo». Marieta, profesora del IES Eusebio da Guarda, está con sus alumnos, pero solo para darles confianza. No puede hablar con ellos. Marisé Vázquez es una de los cinco vigilantes del aula en Caminos: «No hay problemas. Nadie quiere jugársela». «Nunca he tenido que quitar un móvil», dice Granados.

Recogida en la comisión. Al finalizar cada examen, dos responsables del aula entregan los cuadernos a la comisión: «Universidad Laboral, 35; Adormideras, 42», dice uno. «Traigo Monte das Moas, Sardiñeira y Sagrado Corazón», dice otro.

«Mezcla» de exámenes. Personal administrativo cuenta de nuevo los cuadernos, les ponen más etiquetas y los «mezcla» para que los de un centro no vayan todos juntos al mismo corrector. Máxima seguridad, otra vez.

Guardados los tres días. Las cajas con los cuadernos se guardan durante los tres días de exámenes en cada comisión.

Traslado a Santiago. Mañana a las 14.30, cuando se termine el último examen, José Manuel Santos cogerá el coche y se irá a Santiago. «No voy nervioso, pero tampoco paro en el camino», reconoce. Y, sí, cuando entrega los exámenes a la CIUG, respira.

Recepción en la CIUG. Se comprueba que está todo bien, que llegan los exámenes y que los aparatos utilizados (para el listening, por ejemplo), funcionan correctamente. «Nos parece normal, pero son 60.000 exámenes y nunca se pierde ninguno», apunta José Manuel Santos.

Corrección

Entrega a los correctores. El sábado, unos 500 correctores recibirán los cuadernillos: serán de 140 a 150 por cabeza.

Fecha tope para la devolución corregidos. Cada profesor tiene hasta el miércoles o jueves para entregar los exámenes. ¿Es difícil corregirlos? «No -explica una docente- porque está muy especificado cómo corregir. En los temas largos es distinto, pero estamos acostumbrados».

La nota, a disposición del alumno. A las 20 horas del día 16 (o antes) estarán en la web las notas.

Votación
3 votos
Comentarios