Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Detectan altas dosis de ibuprofeno y otras sustancias en aguas del Sar

Un estudio en el que participó la USC advierte sobre la elevada contaminación del río

santiago / la voz, 24 de febrero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 14

Ampliar imagen

Las aguas más contaminadas se detectan en el entorno de la depuradora de Silvouta.

0
0
0
0

Altas dosis de ibuprofeno y otros medicamentos como atenolol, que se receta para la hipertensión, han sido hallados en los análisis que los técnicos de la Estación de Hidrobiología de O Con, dependiente de la Universidade de Santiago de Compostela, realizaron en un trabajo conjunto con la Universidade de A Coruña y con la Universidad Nacional de Educación a Distancia para analizar el estado de salud de varios ríos gallegos. Como indica Fernando Cobo, profesor titular de Zoología y Antropología Física, hasta ahora se había analizado de forma frecuente la contaminación de los ríos por deposiciones de materias orgánicas, como vertidos fecales, domésticos o de industrias alimentarias, pero lo que añade este trabajo es que los muestreos que se llevaron a cabo recogen los restos que las aguas fluviales tienen de componentes químicos, y en el río Sar los hay en abundancia, hasta tal punto de que los investigadores reconocen que se trata de «uno de los ríos más contaminados de Galicia».

En el trabajo se analizan las secuelas de estas sustancias extrañas a las aguas de los ríos en las larvas de peces, y los resultados son sorprendentes, porque no solo reflejan que la fauna fluvial está sometida a unos altos niveles de estrés, sino que incluso empiezan a presentar deformaciones en el aparato bucal. Aunque sea con animales muy diminutos, no deja de ser una mutación provocada por la contaminación a la que se ven sometidos. Además, activan unos genes que en estas poblaciones se presentan en parámetros por encima de la media, que son mecanismos de defensa que ellos tienen contra la contaminación.

Productos de cosmética

Pero hay más. Aunque es habitual que en ríos urbanos aparezcan restos químicos e industriales y también derivados de productos farmacéuticos que generalmente se filtran a las aguas a través de la orina, las elevadas dosis de restos de ibuprofeno o atenolol sorprendieron a los investigadores, que advierten sobre los riesgos que suponen para la población. «Entre nosotros ya teníamos un chiste, y es que decíamos que las aguas del Sar son medicinales», subraya Cobo. Bromas aparte, la situación no deja de ser preocupante, porque como indica también el profesor, «aparecen cantidades importantes de pesticidas prohibidos por la Unión Europea, así como derivados de plásticos muy dañinos para los humanos o policíclicos sintéticos que se utilizan en cosméticos». A mayores, el río Sar presenta también metales pesados como cromo, magnesio o cinc.

Cafeína o cocaína son otras sustancias que suelen estar presentes en las aguas de los ríos urbanos, aunque no era el objeto de este estudio, que centralizó los análisis en las sustancias contaminantes.

El informe Respuestas de la transcripción, actividad metabólica y deformidades del aparato bucal en las poblaciones naturales de larvas Chironomus en ríos expuestos a la contaminación ambiental, se basó en muestras de tres ríos gallegos: el Con, el Louro y el Sar, los tres muy contaminados, aunque con resultados asociados a su zona de influencia.

Las advertencias que este estudio hace sobre la contaminación en el Sar coinciden con los resultados del Plan Hidrolóxico Galicia Costa 2015-2021, que alerta sobre el mal estado ambiental de este río, aunque en este caso, analizando solo restos orgánicos.

Publicidad

Comentarios 2