Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

La Policía Nacional detiene al atracador que robó en nueve comercios de Santiago

El arma con la que amenazaba a sus víctimas resultó ser simulada

Santiago, 15 de febrero de 2016. Actualizado a las 12:57 h. 4

0
0
0

La Policía Nacional ha detenido al atracador que perpetró numerosos robos con intimidación en Santiago. En concreto, desde que empezó a actuar a finales del mes de noviembre del 2015, se le imputan nueve delitos de este tipo, de los que dos de ellos son en grado de tentativa. 

El arresto se llevó a cabo el viernes de la semana pasada, aunque el detenido, un hombre de 41 años de edad que hasta ahora no tenía antecedentes, será puesto a disposición judicial a lo largo de esta mañana. El operativo policial activado por la comisaría compostelana para detener a este atracador culminó a las 16 horas del día 12. De los siete robos que culminó obtuvo sin embargo un exiguo botín, que supera en muy poco los 1.100 euros.

El modus operandi era siempre el mismo. Seleccionaba sus objetivos entre comercios pequeños, preferentemente peluquerías y panaderías, aunque también se le atribuyen otros robos cometidos en dos fruterías, una copistería y una clínica veterinaria. Tras realizar un primer acercamiento, accedía al interior del local con el pretexto de hacer una consulta sobre algún servicio o de realizar alguna compra, comprobando así si había personas en el interior del establecimiento. De haber clientes, regresaba pocos minutos después, cuando ya no estuvieran, y sin llamar la atención requería al dueño del local que le entregase todo el dinero que había en la caja, obligándole a permanecer unos minutos en el almacén o estancia similar mientras él se daba a la fuga. Para intimidar a las víctimas les mostraba una pistola que portaba en el pantalón y que resultó no ser de verdad.

En el momento del arresto se le intervinieron diversas prendas de ropa utilizadas en varios robos, ya que aunque acudía con la cara descubierta disimulaba su aspecto poniéndose a veces una barba, así como diferentes sombreros y prendas exteriores e incluso gafas. También ha sido intervenido el vehículo en el que presuntamente huía tras los robos y en cuyo interior se halló la pistola simulada.

En la detención de este atracador ha sido esencial la colaboración de una de las víctimas quien, tras reconocerlo mientras caminaba por la calle, alertó a la policía y aportó su descripción, lo que hizo posible que los agentes que en ese momento se hallaban de servicio en la zona lo detuvieran en el barrio de San Lázaro.

Temas relacionados

Publicidad