Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El juez llama a declarar como investigada a la superiora del convento de Santiago por el caso de las monjas indias

Una de ellas testificará como investigada y las otras dos como testigos por el caso de las religiosas indias que dijeron estar retenidas en contra de su voluntad

Santiago, 04 de febrero de 2016. Actualizado a las 10:12 h. 10

0
0
0
0

El juez ha llamado a declarar como investigada a la madre superiora del convento de clausura de las Mercedarias de Santiago en el marco de las pesquisas abiertas tras la denuncia de una exreligiosa de esta congregación que aseguraba que había monjas de nacionalidad india que estaban allí retenidas en contra de su voluntad.

El nuevo magistrado en el que ha recaído el caso, Andrés Lago Louro, ordena estas diligencias «con el objetivo de poder formarse un mejor criterio sobre la existencia de indicios de responsabilidad penal en el asunto incoado por una denuncia relacionada con el convento de las Mercedarias de Santiago», según explica el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Además de la declaración como investigada de la superiora, el juez también ha citado en calidad de testigos a otras religiosas de la congregación. Se trata de dos monjas de nacionalidad mexicana que residen en el convento de clausura.

Con estas tres nuevas declaraciones serán un total de ocho de las diez religiosas que había en el monasterio las que habrán testificado en los juzgados compostelanos por este caso. Antes lo hicieron las tres indias que decidieron abandonar el convento cuando el sábado 23 de enero la policía y una comisión judicial fue a buscarlas para conocer su versión de los hechos. Ellas señalaron que querían dejar la comunidad, pero que la superiora las amenazaba diciéndoles que si lo hacían las enviarían de vuelta a la India. Dijeron también que no tenían acceso ni a su pasaporte ni a su DNI español.

Sin embargo, las otras dos monjas indias que también declararon ese mismo día, y que quisieron regresar después al convento, dieron una versión muy distinta de los hechos. Ambas coincidieron en que están en el monasterio por decisión propia y que nadie las retenía allí en contra de su voluntad. En cuanto a los documentos, explicaron que cada religiosa tiene una carpeta con su nombre en el archivo en la que se guardan este tipo de pertenencias y que tienen acceso a ellos cuando los necesitan.

En manos de la Fiscalía

Una vez que el juez tome declaración a estas tres monjas del convento compostelano de las Mercedarias, quedará en manos de la Fiscalía de área de Santiago el decidir si actúa o no de oficio y solicita que se tomen acciones penales. Según han ido avanzando los días, las acusaciones contra la congregación han ido diluyéndose porque las supuestas perjudicadas no quieren denunciar y admiten estar agradecidas a la superiora. Además, el Arzobispado ha confirmado que una de ellas llegó a ser vicaria, el segundo cargo en importancia en la comunidad, lo que le daba acceso a todas las llaves y dependencias del edificio. Un hecho que choca con la posibilidad de que estuviese retenida en él en contra de sus deseos.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0