Pacientes mentales y sus familiares piden un papel activo en la asistencia

la voz

La reivindicación de un papel más activo de las personas con enfermedad mental y sus familiares en la asistencia fue una de las conclusiones de las jornadas Unidos para defender o dereito a un futuro con saúde, organizadas por el Movemento Galego de Saúde Mental. Se celebraron en la Facultade de Psicoloxía, con más de 200 personas inscritas, entre afectadas, profesionales y del ámbito jurídico y sindical.

Los psiquiatras Ramón Ramos y Ramón Area, y Ana Blanco y Pilar Baldomir, del personal de enfermería, defendieron el uso del Psiquiátrico de Conxo, donde ejercen, como instrumento activo para la mejora asistencial de toda el área sanitaria. Reclamaron una atención más especializada para pacientes mentales mientras están en Conxo, o en su incorporación a la comunidad.

En el debate se reprobó el cambio de criterio en las residencias de personas mayores: en vez de la edad se tiene cada vez más en cuenta la situación de dependencia o circunstancias como el maltrato. Eso provoca que ocupen sus plazas personas de 50 años; y que en los criterios para internar a personas válidas se retrase la edad a los 75 años.

Se criticó la falta de viviendas tuteladas y pisos públicos para las necesidades actuales y la falta de personal especializado en atención a salud mental en residencias a donde se enviaron los últimos mesas personas internadas en el Psiquiátrico de Conxo.

Representantes de las asociaciones Fonte da Virxe, Lar, A Creba y Feafes exigieron que se tengan más en cuenta los derechos de las personas afectadas.

También intervinieron el magistrado José Gómez Rey, el fiscal Antonio Rama y el médico forense Benito López de Abajo, profesionales en Santiago, quienes abordaron las responsabilidades legales del personal sanitario, sus derechos y deberes y la relación de la enfermedad mental con el Código Penal.

Votación
1 votos
Etiquetas
Santiago ciudad Código penal Comarca de Santiago Malos tratos