El sector hotelero muestra su temor ante el desplome de los congresos en el 2011

La gestora del Palacio de Exposicións de Galicia cree que este año no podrá mantener el bum de actividad del 2010


Santiago / La voz

La mayoría del turismo que llega a Compostela viene atraído por la gastronomía, la catedral o sus características como destino cultural. Pero Santiago de Compostela es más que eso. También reúne los requisitos necesarios para convertirse en un destino de referencia del turismo de congresos. Así lo atestigua el responsable de comunicación de la Asociación Hostelería de Compostela, Aser Álvarez, que cree: «A cidade teno todo, pero as nosas posibilidades non están ben explotadas».

El Palacio de Congresos e Exposicións de Galicia es la principal sede de este tipo de eventos y su directora, Manuela Hermo, explica, en relación con los niveles de actividad previstos, que «a realidade é distinta á de fai anos, xa que o mercado está sufrindo cambios importantes, os organismos públicos restrinxen o seu gasto e é difícil facer unha previsión». Todo apunta a que este no será el año en el que Compostela se convierta en el destino de los congresistas y la cantidad de personas que venían se reducirá.

El turismo de congresos interesa porque carece de estacionalidad. Los hosteleros, que acaban de presentar su balance de enero, argumentan: «Estamos moi ligados á estacionalidade, os meses máis frouxos son entre o mes de xaneiro e abril e, a finais de ano, novembro e decembro». «Os congresos -insisten- pódense organizar durante todo o ano». Ambos creen que el turismo de congresos existe y es necesario potenciarlo, aunque sus argumentos contienen distintos enfoques. Hermo dice que «é unha cidade consolidada a nivel nacional», mientras que Asier Álvarez resalta «a boa reputación on line da planta de hoteis compostelana non se pode desaproveitar xa que é un punto ao noso favor».

El Palacio de Congresos aumentó su actividad en 2010 con respecto al año anterior, según apunta la directora, tanto en actos como en número de asistentes. Su actividad principal son los congresos, las convenciones y las jornadas. Las ferias comerciales atraen más público local pero no son representativas en la actividad del complejo.

Competencia entre ciudades

Manuela Hermo, además, añade que la Sala Santiago, con capacidad para 1.500 personas, es la más utilizada. Sin embargo, Aser Álvarez, manifiesta que «non funciona como debera e o espazo que deixa libre estano gañando outras cidades coma Vigo e A Coruña». Por su parte, Hermo también apunta a la crisis. «Hai congresos que deixan de chegar aquí, organizándoos nas cidades das sedes das institucións organizadoras por cuestións económicas», afirma.

Votación
1 votos