Familiares de enfermos mentales reclaman una unidad de media estancia


15/10/2009 02:00 h

En el área sanitaria de A Coruña se calcula que alrededor de 16.500 personas sufren un trastorno mental severo, como esquizofrenia o trastorno bipolar, y muchos de ellos están sin diagnosticar. APEM y Feafes, la asociación coruñesa y la federación gallega de familiares de enfermos, reclama, sobre todo, la eliminación de barreras y prejuicios sobre unas patologías que concentran el 15% de las declaraciones de discapacidad que se producen en Galicia, con 33.000 certificadas, y constituyen ya la segunda causa reconocida de incapacidad.

Para lograr esa visibilidad y sensibilizar acerca de la problemática, el próximo sábado un millar de ellos se reunirán en el encuentro anual que se desarrolla por primera vez en la ciudad, en concreto en el Palacio de la Ópera, en una jornada que conjugará la actividad lúdica con el debate.

Atención sociosanitaria

Antonio Hernández, director de Feafes, Esther Monterroso, directora de APEM y José Luis Muruzábal, presidente de la misma asociación, recordaron ayer la necesidad de aportar recursos y medios dirigidos a la asistencia sociosanitaria de estas personas, cuyo cuidado continúa recayendo de forma mayoritaria sobre las familias.

Muruzábal aseguró que «sobre todo en los últimos años hemos avanzado en atención sanitaria, pero todavía hay carencias». Así, recordó que el área cuenta con una única unidad de hospitalización de agudos, en el Sanatorio de Oza, que cuenta con 36 camas y señaló que también sería necesario reforzar tanto las unidades de salud mental para tratamientos ambulatorios, como el hospital de día o las dependencias de hospitalización a domicilio.

Conxo

Sin embargo, a juicio del presidente de la asociación, la necesidad más urgente continúa siendo «una unidad hospitalaria de estancias medias», que pudiese servir de colchón entre las crisis o episodios agudos y la vuelta a casa. «Aquí -explicó- si hay alguien que necesita un ingreso de dos meses o más, pero tampoco precisa una larga estancia, hay que enviarlo fuera del área sanitaria, a Conxo», señaló.

El sábado tratarán de implicar un poco más a la sociedad en general sobre la situación de un enfermo muy a menudo estigmatizado, de ahí que el principal tema de debate será el cambio en la percepción social de la patología mental, eje sobre el que girará el coloquio en el que, a partir de las 12.15 horas, participarán el arquitecto César Portel y el catedrático de Psicología Social Xosé Romay Martínez. Además de la proyección del documental Baixo a pel , sobre la vida de tres pacientes, se hará entrega a personas y entidades que se han destacado por su colaboración, que este año reconocerán el trabajo de la Diputación de A Coruña, la Fundación Anade, Toys R'Us y el sociólogo Manuel Torres.

Votación
0 votos