Melide se afianza en la recuperación de los juegos popularesTalleres para todas las edades

Acogerá en octubre el único curso en la comunidad sobre patrimonio lúdico


melide / la voz 16/09/2011 06:00 h

El trompo, la cuerda, el tirachinas, las chapas, las canicas o la mariola son entretenimientos de antaño que, en Melide, no suenan a chino a la generación de la videoconsola y de los juegos virtuales por ordenador. La recuperación del ocio de sus padres y abuelos es una idea que, hace años, ha surgido con fuerza en el municipio, que se ha consolidado como referente en la puesta en valor del patrimonio lúdico gallego.

La apuesta del IES melidense por incorporar los juegos populares al tiempo de recreo de los estudiantes, la publicación de un manual al respecto de la autoría de Paco Veiga -profesor en el centro de secundaria y bachiller- y la convocatoria de concursos como el de tirapiedras que se celebra coincidiendo con las fiestas grandes de agosto son solo tres ejemplo de la implicación de diferentes colectivos en la recuperación de los entretenimientos de antaño. El esfuerzo ha valido la pena y tiene su reconocimiento no solo en la favorable respuesta social a las diversas iniciativas.

Convocatoria única

Así, Melide acogerá, por tercer año consecutivo, el único curso de formación sobre patrimonio lúdico que se celebra en la comunidad. La Asociación Galega do Xogo Popular e Tradicional y el movimiento de renovación pedagógica Nova Escola Galega promueven el seminario, convocado para los próximos días 21 y 22 de octubre. Estudiar estrategias y didácticas de introducción de los juegos populares en el ámbito escolar y valorar el proceso que desempeñan en los procesos educativos son algunos de los objetivos del curso, con diferentes charlas y talleres programados. El plazo para inscribirse ya está abierto y puede tramitarse a través de las páginas web de los colectivos organizadores.

También en Arzúa se han empeñado en la recuperación de los juegos populares para, a la vez, dar uso a las diferentes zonas que, en los últimos años, se han habilitado para practicarlos. La concejalía de Cultura puso en marcha, recientemente, un programa de talleres, concebidos como un intercambio generacional de ocio y tradición entre vecinos de todas las edades, desde los más pequeños hasta la tercera edad. Las sesiones se prolongarán, dos sábados al mes, hasta el próximo verano por las diferentes parroquias, centros educativos y en el propio casco urbano.

Votación
3 votos