«Atrapado» en Cuba después de morir

La familia de José Carlos Díaz, fallecido hace 11 días en un accidente y que vivía en Santiago, intenta repatriar su cuerpo


Lugo / La Voz

Fatalidad y burocracia se confabularon en la historia que desde hace once días tortura a la familia de José Carlos Díaz Fernández. Este lucense de 47 años, residente en Santiago desde hace dos décadas, falleció en un accidente de tráfico el 8 de marzo, cuando se encontraba en un viaje de vacaciones en Cuba. Al mazazo que supuso la noticia para su familia, se suma ahora el calvario que implica lidiar contra la burocracia para repatriar el cadáver. Todavía no lo han logrado ni tienen fecha para ello. Y eso que Carlos contaba con seguro de viajes y seguro de decesos, según detalla su familia.

Mónica Castelao, cuñada de Carlos, pone voz al dolor por el que está pasando su familia y amigos estas últimas semanas. La madre del fallecido, octogenaria, vive sola en Lugo; y su hermano y su cuñada Mónica se desplazaron estos días a la ciudad de la Muralla desde Barcelona, donde residen.

Es precisamente Mónica la que relata toda la «odisea» por la que están pasando, e incluso la está haciendo pública a través de su blog Galicious.es.

Trámites burocráticos

Una llamada de teléfono el 9 de marzo les dio la noticia del fallecimiento de José Carlos: «Y, de pronto, se rompe tu vida». Señala Mónica que primero «hablamos con la embajada de España en Cuba, y ahí nos remitieron al consulado, donde nos preguntan si tenía seguro». Y ahí «tienes que sacar la bola de cristal» para «adivinarlo». Confirmado que sí tenía seguro de viajes e incluso de decesos, toca entonces encontrarse «con lo mejor y lo peor del ser humano». «Cuando corres de terminal en terminal del aeropuerto del Prat, y te topas con la empatía extrema y solidaridad del personal de Iberia y Air France frente al casi desprecio y chulería del de Ryanair y Easyjet. Y te preguntas si también serán low cost en cuanto a sentimientos», se lamenta esta mujer en su bitácora.

«Te das cuenta de que para el consulado no eres más que un caso más que tratar, un cuerpo más que trasladar. Y que a los responsables les da igual que del otro lado del charco espere una madre devastada y una familia y amigos rotos de dolor. Lo mismo pasa con los seguros (aunque los tengas todos contratados como este caso: Fiatc, Ocaso, Visa). Ellos se ponen la máscara, y si tienes que esperar semanas para enterrar a tu ser querido, no es problema suyo. Por no hablar de Asistur (¿Asistencia al turista en Cuba? Menuda asistencia), que es quien centraliza todo», se lamenta Mónica en el blog donde ha relatado su odisea tras el fatal fallecimiento de su cuñado en Cuba.

Aunque también se ha encontrado con apoyos, sobre todo, destaca, por parte de la Xunta de Galicia y de cónsules de otros países, además de numerosos amigos.

«No nos dicen nada»

Pero el caso es que ya van once días y, según sus últimas noticias, antes del martes no se va a realizar el traslado del cadáver, así que «no sabemos cuándo llegará, no nos dicen nada (...) de verdad que es una impotencia total la que sentimos», añade Mónica Castelao.

El duro trago por el que están pasando no es impedimento para que Mónica, a través de su blog, realice varias recomendaciones, entre ellas, viajar siempre con seguro de viaje y tener otro de decesos.

Sus allegados lamentan la falta de empatía de la embajada y del consulado

Votación
21 votos
Comentarios