Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

«Si te acercas saco una navaja. Llama a la policía o al 061, yo no me muevo»

En menos de una semana, uno de los indigentes ha reclamado tres veces una ambulancia por estar indispuesto

santiago / la voz, 21 de enero de 2016. Actualizado a las 09:35 h. 31

0
0
0
0

El problema de los sintecho que literalmente han acampado en O Toural está lejos de solucionarse. Bueno, en la plaza y, según el día y las circunstancias, también en los soportales de la Rúa do Vilar y en la entrada del antiguo cine Yago. Los tres indigentes -dos hombres y una mujer- siguen pululando de un lado a otro, consumiendo grandes cantidades de alcohol, orinando y defecando en la vía pública e increpando a comerciantes y viandantes. Con semejante escenario, es rara la semana que no se produce algún incidente.

El último tuvo lugar el pasado sábado. Uno de los sintecho entró primero en uno de los establecimientos de la plaza -los comerciantes prefieren que no se hagan públicos los nombres porque temen represalias- y el propietario le echó. Inmediatamente entró en otro aprovechando que los dependientes estaban terminando de vestirse en la trastienda. Cuando salieron le vieron allí sentado y le pidieron que se fuese. Pero la reacción del indigente fue violenta. Se negó a salir alegando que tenía frío y afirmó en tono amenazante: «Si te acercas saco una navaja. Llama a la policía o al 061, porque yo no me muevo de aquí».

Uno de los dependientes fue a pedir ayuda al comerciante en cuyo negocio había entrado en primer lugar el sintecho y ambos decidieron llamar al 061. Al poco tiempo llegó una ambulancia y se lo llevó.

Esta no es la primera vez que este indigente en concreto reclama que una ambulancia venga a buscarlo. Comerciantes de la plaza de O Toural contabilizan otros dos casos en la última semana. En ambos, se dirigió a alguien que pasaba por allí para solicitarle que llamara a una ambulancia porque se encontraba mal. «Les dice, oye chaval, llama al 061 que me encuentro mal, viene la ambulancia y se lo llevan», relata el propietario de un establecimiento de la zona. «El conductor de la ambulancia una vez ya le dijo que cada vez que va son 300 euros lo que cuesta», añade.

Aunque muchos comerciantes aseguran tener miedo de las frecuentes reacciones violentas de los tres sintecho acampados en la zona de O Toural, dicen estar también preocupados por la mala situación en la que se encuentran por tener que vivir en la calle. Y más ahora en invierno, con el frío y la lluvia como compañeros cotidianos. «Nos preguntamos qué se puede hacer, porque no podemos seguir así», señala el dueño de una tienda. Entre el colectivo, son cada vez más los que quieren que el Concello solicite en los juzgados la incapacitación mental de los sintecho para poder internarlos en un centro, algo que los tres ahora rechazan por completo.

crónica uno de los sintecho de o toural provoca nuevos incidentes

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0