Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La Xunta quiere modificar la Lei do Solo para poder acometer los proyectos urbanísticos en Vigo

Infraestructuras como el edificio judicial, la estación intermodal o la ampliación de la factoría PSA-Citröen están paralizados por las sentencias que invalidaron el PXOM

Santiago, 09 de enero de 2016. Actualizado a las 00:42 h. 7

0
0
0
0

La Xunta de Galicia acaba de proponer una alternativa para evitar la situación de parálisis que vive el urbanismo de Vigo después de que el Tribunal Supremo anulase el Plan Xeral de Ordenación Municipal del concello, lo que provoca el estancamiento de muchos proyectos urbanísticos públicos y de interés general para la ciudadanía.

Tras la reunión semanal del Consello de la Xunta, el jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijoo, explicó que la solución aportada por la asesoría jurídica y los técnicos de urbanismo pasa por modificar un artículo de la nueva Lei do Solo, que se encuentra en estos momentos en trámite parlamentario. Esta propuesta de cambio es una solución de urgencia ya que el período de enmiendas en la Cámara gallega ya finalizó, por lo que para que pueda presentarse deben apoyarlo todos los grupos parlamentarios. Una vez registrada por el PP, la aprobación de la ley sigue ya los trámites ordinarios.

Se trata del mecanismo que según Feijoo da una mayor seguridad jurídica y rapidez a la situación del urbanismo de Vigo, y además permite que en el futuro pueda utilizarse en otros ayuntamientos si se da una situación similar. La elaboración de un plan sectorial, por ejemplo, otra de las opciones, obligaría a emplear entre 15 y 24 meses, mientras que con esta vía los proyectos podrán estar aprobados en entre seis y ocho meses. Actualmente, la capital viguesa tiene paralizados varios proyectos urbanísticos de interés general, como son la estación intermodal, la Cidade da Xustiza o la ampliación de la factoría de PSA-Citröen. La modificación de la Lei do Solo permite que estos proyectos puedan ejecutarse aunque sean contrarios al planeamiento, siempre que sean de especial interés público y el Concello así lo decida. Feijoo mantuvo su oferta de colaboración con el Ayuntamiento de Vigo para elaborar un nuevo plan xeral, el único instrumento que dotaría de cobertura a todas las actuaciones urbanísticas.

Apoyo total de Caballero

Pese a la tirante relación que mantienen habitualmente, en este caso no parece que vaya a haber confrontación entre la Xunta y el Concello de Vigo. El alcalde, Abel Caballero, mostró su satisfacción por esta decisión en un comunicado y calificó la propuesta de «boa cooperación e moi conveniente para a cidade». El socialista asegura que la medida plasma lo tratado en una reunión con la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, por lo que pidió a los grupos del Parlamento «que dean o seu apoio a unha medida moi conveniente para a cidade de Vigo», concluyó. El Concello mantiene la tramitación del nuevo plan xeral en todo caso.

El Consello de la Xunta dio el visto bueno además a la estación intermodal de Ourense, que contará con 19 dársenas de autobuses de asignación dinámica, 3 de regulación, una terminal de 430 metros cuadrados y una superficie total de 6.000 metros cuadrados. Supone una inversión de 3,4 millones.

Publicidad

Comentarios 1