Ya hay pimientos de Herbón

La firma Evangelina y Gómez vende los primeros productos en las plazas de abastos de Padrón y Compostela

Antonio Martínez apaña los primeros pimientos en uno de los tres invernaderos de la explotación.
Antonio Martínez apaña los primeros pimientos en uno de los tres invernaderos de la explotación.

padrón / la voz

Los primeros pimientos de Herbón de esta temporada ya están en dos mercados, concretamente en las plazas de abastos de Padrón y Santiago. Proceden de los invernaderos de la firma Evangelina y Gómez, que hizo la plantación a principios del mes de enero y ahora recoge los primeros frutos.

El 28 de abril fue el primer día que apañaron pimientos, en concreto 20 cientos, y desde entonces recogen «un día si e un non», explica Antonio Martínez, de esta familia de productores de Herbón. Cuenta que, si las previsiones de tiempo se cumplen y suben las temperaturas, la próxima semana «estaremos a máis da metade da produción», recolectando pimientos todos los días porque «as plantas están preparadas para dar», dice.

Hace falta que produzcan porque el «mercado está impaciente» por tener pimientos de Herbón, sobre todo las fruterías que le compran a la explotación Evangelina y Gómez y que no paran de pedir, «aínda que sexa unha cantidade pequena», cuenta el productor de Herbón.

Si viene el calor anunciado y con la humedad que hay en la tierra, «agora todo é ir para arriba», dice Antonio Martínez, con lo que espera que la próxima semana puedan atender muchos más pedidos.

Al haber poca cantidad, se mantiene un precio de venta alta, 6 euros por bolsa, pero que es el mismo de muchos años atrás, tal y como explican desde la marca Evangelina y Gómez. Esta es la única que, en estos momentos, comercializa los auténticos pimientos de Herbón. A este respecto, esta familia se confiesa «cansada» de los comentarios que tiene que escuchar cada temporada por esta época, de que sus pimientos no son de Herbón, cuando estos productores son los primeros en plantar de toda la parroquia y lo hacen a principios del mes de enero, «co que nos expoñemos as xeadas e a que as plantas non saian adiante», explican.

Votación
4 votos