Vecinos de Entremuros dicen que viven de noche «en un basurero acústico»


02/01/2015 05:00 h

Los vecinos de Entremuros siguen teniendo un serio problema con la noche y los establecimientos hosteleros. La rúa se ha convertido «en un auténtico basurero acústico y medioambiental» en las horas nocturnas, según denuncia la asociación de vecinos Compostela Vella.

La situación, según señalan, es insostenible en distintas áreas del casco viejo, aunque en la citada calle el problema es acuciante. «El vandalismo y el ruido de las personas que se concentran ante los locales de ocio nocturno convierten nuestros hogares en un verdadero infierno. El incumplimiento del horario de cierre, locales con insonorizaciones insuficientes, altavoces no autorizados o inadecuados a las condiciones de los locales así como un deficiente control sobre las actividades de ocio agudizan las molestias a los vecinos», señala Compostela Vella.

¿La solución? «Basta con aplicar la normativa vigente», declaran los afectados, quienes aclaran que la conflictividad se concentra, además de en Entremuros, en la Azabachería, Xelmírez y San Paio, entre otros lugares. En el centro histórico hay 23 calles declaradas como acústicamente saturadas, frente a las seis que existían en el 2005. Es decir, en los últimos diez años «se han multiplicado por cuatro las zonas de la ciudad histórica en la que el ruido es un problema».

Resaltan los denunciantes que los políticos solo abordan el problema del ruido nocturno en época electoral, «pero una vez conseguido el poder, las promesas se esfuman». Se preguntan cuándo iniciará «en serio» el Concello un plan de inspección de locales de ocio nocturno y cuándo pondrá en marcha un plan de mejora y actualización de licencias de los establecimientos. Consideran imprescindible actuar para la «salud y tranquilidad» vecinal.

Votación
5 votos
Tags