Las obras de la variante de acceso al Tambre deberán esperar al 2015

La Xunta prevé empezar a expropiar en el segundo semestre de este año

$tituloImg.Punto en el polígono del Tambre donde arrancará, con la construcción de una rotonda, el trazado de la variante de Aradas.
Punto en el polígono del Tambre donde arrancará, con la construcción de una rotonda, el trazado de la variante de Aradas.

santiago / la voz 31/03/2014 07:00 h

La infraestructura de la Xunta más demandada por los empresarios compostelanos, y por los vecinos de Vite que sufren cada día los problemas circulatorios que provocan decenas de decenas de vehículos pesados en dirección al polígono del Tambre, es también la que acumula más retrasos en la ciudad. La variante de Aradas, la circunvalación que conectará el parque empresarial con las carreteras que comunican Santiago con Santa Comba (CP-0701) y con Trazo (CP-7804), lleva más de tres años atascada en los despachos con el actual equipo de Gobierno. Ahora, la Xunta ultima la redacción del proyecto constructivo, con la previsión de comenzar con las expropiaciones en la segunda mitad del año, con lo que las máquinas no empezarán a trabajar hasta el 2015.

El nuevo vial que sacará los camiones de Vite supondrá una inversión de 6,9 millones de euros. La variante, que tendrá 1,5 kilómetros de longitud y estará diseñada para una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora, arrancará en una nueva rotonda en el cruce de las carreteras de Santa Comba y Trazo, con la que se pretende mejorar la accesibilidad y la circulación en esa zona. Desde ahí, el trazado del vial avanzará en dirección Oeste-Este y salvará el río Sarela por medio de un viaducto, que será el elemento constructivo más singular del proyecto. Después, el recorrido de la variante atravesará el norte del núcleo de Vilares, con la intención de que la nueva infraestructura no tenga afección en suelo urbano, y alcanzará la cota del vial del polígono del Tambre en el punto en el que se cruzan las vías Marconi y Nobel. En esa zona del parque empresarial se habilitará una segunda rotonda con las mismas características técnicas de la anterior: calzada anular doble con un diámetro de 28 metros.

Partidas insuficientes

Aunque todavía no hay un calendario para el inicio de las obras, los Orzamentos de este año ya revelaron la imposibilidad de que los trabajos puedan arrancar en el 2014. Después de encadenar partidas anecdóticas en los ejercicios anteriores, la Xunta ha reservado este año 400.000 euros para la variante. Se trata de un presupuesto insuficiente para empezar las obras, pero que permitirá poner en marcha durante el segundo semestre de este año del proceso de expropiación de los terrenos necesarios, para la que se reservan 500.000 euros.

La Consellería de Infraestruturas asegura que la redacción del proyecto para la definición técnica del trazado se encuentra en su última fase. Además de eliminar el tráfico de vehículos pesados que complica la circulación en Vite y la zona norte de Santiago, la vía de comunicación directa con el polígono que ofrecerá la variante de Aradas también contribuirá a descongestionar el tránsito dentro del propio parque empresarial.

Votación
0 votos