Impulsan una campaña para que las mascotas puedan viajar en autobús

Una veterinaria impulsa la petición de firmas tras vivir el caso de una clienta

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
La veterinaria Carme Seoane promueve la iniciativa en la plataforma change.org. paco rodríguez

Esta es una de esas historias en las que si se aplicase el sentido común no habría problema, pero, como suele ser habitual, lo fácil se hace difícil y surge el problema. En la clínica veterinaria Can Cat venían escuchando con frecuencia las quejas de los «amos» de sus clientes que se lamentaban por no poder trasladar a sus mascotas en el transporte urbano. Carme Seoane, veterinaria de la clínica, comenta que la gota que colmó el vaso se produjo hace unos días cuando una «mujer mayor» que acababa de estar en la clínica con su gato de tres meses regresó «hecha un mar de lágrimas» porque el conductor del autobús urbano la obligó a bajar del mismo.

El problema era que no podía hacer uso del transporte urbano junto a su gato, que viajaba dentro de un transportín. La situación fue «tan humillante para la mujer» que «no paraba de llorar», explicó Seoane.

La gota que rebosó el vaso de la paciencia se trasladó en forma de campaña a la plataforma online change.org. La petición es sencilla: «Que se permita viajar con mascotas en el transporte público en Santiago de Compostela». Los destinatarios de la petición son los responsables de la prestación y la gestión del transporte urbano.

Más de mil rúbricas

La iniciativa ha conseguido 1.180 firmas en solo siete días. En sus comentarios, los firmantes respaldan el derecho de los propietarios de mascotas a poder viajar en el bus «teniendo cuidado de ellos» y lo justifican «porque es uno más de la familia» o «porque sería lo normal en una ciudad del siglo XXI, como ya ocurre en muchas ciudades europeas».

Seoane apunta que en ciudades de Alemania, Reino Unido y Suecia, y mismo en Barcelona, Zaragoza y Fuengirola, entre otras urbes españolas, «se puede viajar con las mascotas» sin generar ningún problema. «Todas las mascotas que conozco pueden ir en bus, solo hay que aplicar el sentido común», dice.

«Las mascotas que conozco pueden ir en autobús, solo hay que aplicar el sentido común»

Carme Seoane