El alcalde de Ames reasigna las áreas de gobierno tras la crisis interna del PP

Santiago Amor preside mañana el primer pleno con el único apoyo garantizado de cuatro ediles en una corporación de 21 concejales

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Concello de Ames ya tiene nuevo gobierno después de que el regidor popular, Santiago Amor, reasignase las concejalías y las responsabilidades que tenían delegadas los seis ediles del Partido Popular que se desmarcaron del ejecutivo local. Con el nuevo reparto, Santiago Amor asume la responsabilidad de las áreas de gobierno de Persoal, Informática e Reforma Administrativa, departamentos que gestionaba su antiguo hombre de confianza y ya ex primer teniente de alcalde, Ramón Arbigay.

Eugenia Martín Vicente, que hasta ahora era edila de Medio Ambiente, Sanidade e Cultura, pasa a ser responsable también de una nueva gran área bautizada como de Benestar Social, al incluir las competencias de Servizos Sociais, Muller, Igualdade y también Deportes.

Bernardo Moar Míguez, hasta la fecha edil de Comercio, Promoción Económica, Traballo,Turismo e Educación, asume también los departamentos de Xuventude y Servizos Complementarios. Carmen Verde Leboráns, concejala hasta antes de la crisis de gobierno del departamento de Atención e Mediación Veciñal, incrementa sus copetencias al convertirse en responsable de Asociacionismo, Voluntariado e Maiores.

Alfredo Taboada Alvelo, edil de Vías, Obras, Parques, Xardíns e Patrimonio, ejercerá en el nuevo equipo de mínimos de Santiago Amor como concejal de Urbanismo, otrora un departamento estrella debido al bum del ladrillo y que ahora ha perdido peso.

Además de repartir las áreas de gestión, el regidor también reasignó las tenencias de alcaldía, correspondiéndole, en base a su amplio abanico de competencias, la primera de ellas a Eugenia Martín. La segunda es para Bernardo Moar, la tercera le corresponde a Alfredo Taboada y la cuarta a Carmen Verde. A esta última Santiago Amor le ha delegado la firma diaria de las oficicinas del Concello.

Uno de los asuntos que no ha trascendido corresponde a las retribuciones salariales que antes de la crisis de de gobierno tenía Ramón Argibay, con una dedicación exclusiva, y los concejales Manuel Ferreiro Santiago y María González Gómez, que disponían de sendas dedicaciones parciales. El abandono de Argibay se produjo el pasado día 21 por decisión directa de Santiago Amor, que argumentó «perda de confianza» de su hasta entonces mano derecha. El abandono de los dos ediles con dedicación parcial y los demás concejales del sector crítico, que renunciaron a todas sus áreas de gestión, llegó al día siguiente como consecuencia directa del cese de Argibay y por las desavenencias con el regidor y sus ediles afines.

Con este anuncio, Santiago Amor da por cerrada la composición de su nuevo equipo un día antes de enfrentarse al primer pleno en el que, sobre el papel, el gobierno amiense continúa con once concejales porque los seis críticos insisten en que no abandonarán el grupo del Partido Popular, pero solamente con el apoyo explícito de sus cuatro concejales en una corporación de 21 ediles. En cualquier caso, el orden del día del pleno no incluye ningún espinoso asunto, y los ediles críticos del PP anunciaron días atrás que no tienen previsto romper la disciplina de voto.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Comentarios
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión