«No puede costar más la finca que el edificio. Eso es inviable»

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Como presidente de la la Asociación de Empresarios del polígono del Tambre, Jesús Chenel, ha demandado históricamente a las administraciones la creación de áreas industriales en Santiago para evitar el éxodo de empresas.

-¿Hay suelo industrial suficiente en Santiago?

-Una vez que se abra el polígono de A Sionlla, sí tendremos suelo industrial suficiente. Entre comillas, porque de no ser porque la crisis lo tiene todo parado estaríamos sin suelo industrial. Siempre digo que Santiago es el lugar idóneo en Galicia para instalar una empresa. Hemos sufrido la falta de suelo industrial durante treinta años y cuando la situación económica sea otra sabemos que nos quedamos sin A Sionlla en un par de años, por lo que hay que ir gestionando nuevas áreas.

-¿Y dónde?

-Tenemos una zona reservada que sería idónea. Si se hiciese lo que le pedí al director provincial de Carreteras, Santiago sí podría ser una ciudad industrial. Hay que cerrar el Periférico por detrás del monte Pedroso y ahí quedarían una enorme cantidad de metros cuadrados que ahora son solo maleza. Este gran nuevo polígono debería estar listo en el horizonte del año 2021. Sería el broche de oro.

-Y que el suelo no tenga un precio tan elevado como en A Sionlla, que está a 160 euros el metro cuadrado...

-Obvio. No puede costar más la finca que el edificio. Eso es inviable totalmente. A ese precio es inviable. Además, hay que vigilar que no se compre para especular, hay que vender a empresas con proyecto y que se comprometan. La Administración tiene que tener eso totalmente prohibido, de otro modo lo único que hacemos es gastar el dinero público en crear suelo industrial y luego cuatro señores que tienen dinero, pero que lo que menos les importa es la creación de empleo, lo compran para venderlo después más caro. Hay que vender exigiendo proyecto y que se ejecute en dos años bajo amenaza de tener que devolver los terrenos.

-¿Eso pasó en Costa Vella?

-Claro. Costa Vella tendría que estar a rebosar... Hay que acabar con esto. Ahí se han llegado a pedir 600 euros por metro cuadrado. Eso es paralizar una ciudad que tiene suelo industrial y no puede utilizarlo.