Urovesa mantendrá su sede en Santiago si se instala en Valga

La empresa tiene un acuerdo de compra de 42.000 m2 en Campaña

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Urovesa no se irá de Santiago, pero finalmente le ha sido imposible ubicar en la ciudad sus nuevas instalaciones. La falta de suelo industrial y el altísimo precio del existente han forzado a la emblemática empresa a buscar otras opciones. Y han encontrado una idónea en Valga (Pontevedra). Se trata de una parcela de 42.000 metros cuadrados situada en la parroquia de Campaña que antiguamente ocupaba la fábrica de ladrillo Novo y Sierra.

Ni Uro ni el alcalde de Valga, José María Bello Maneiro (PP), que actúa como mediador, quieren manifestarse sobre el asunto, pero ya existe un principio de acuerdo con los administradores concursales de Novo y Sierra para que la empresa compostelana se haga con los terrenos por algo más de 1,3 millones de euros. La razón del silencio es que aún hay flecos no resueltos. Por un lado, los antiguos dueños de la fábrica de ladrillos no están de acuerdo con el precio y una parte de la comunidad de montes de Campaña tampoco aprueba la cesión de los terrenos, a pesar de que se decidió en asamblea.

Una vez que esos aspectos se resuelvan por completo, el acuerdo se hará efectivo. Lo que Urovesa llevará a Valga será su planta de carrozado de vehículos militares blindados. Sin embargo, la sede administrativa seguirá en Santiago, en las instalaciones que la compañía tiene en el polígono del Tambre. Eso significa que Uro seguirá pagando sus impuestos en la ciudad y que en modo alguno perderá su vinculación con ella.

Urovesa, líder española en la fabricación de vehículos especiales para el Ejército, había reservado terrenos en el polígono industrial de A Sionlla, pero la lentitud con la que se ha desarrollado este área y el alto precio del suelo le han obligado a replantearse la inversión.

En A Sionlla habrían pagado como mínimo 110 euros por metro cuadrado, por lo que los 42.000 metros cuadrados que tendrán en Valga les habrían valido algo más de 4,6 millones. No obstante, Uro no ha descartado por completo ubicarse en el polígono compostelano, algo que sucederá en cuanto se disipen las últimas dudas respecto a la operación valguense.

La parcela en la que Urovesa instalará casi con toda seguridad su nueva planta de carrozado está al pie de la carretera PO-548, con una conexión fácil y cercana a la AP-9.

En la nueva fábrica trabajarán un centenar de personas, aunque no todos serán nuevos empleos, ya que parte del personal con el que ahora cuenta Urovesa tendrá que trasladarse a Valga de confirmarse la operación.

La nave que Urovesa tiene en el polígono del Tambre se le ha quedado pequeña a la empresa. xoán a. soler