Imagen:Los vecinos de Ponte Romaño rechazan el trazado del vial de Aradas por falta de seguridad.

Ponte Romaño alegará contra el nuevo trazado del vial de Aradas

Los vecinos denuncian que se aparta del diseño aprobado en el Plan Xeral


santiago / la voz

La Asociación de Veciños de Ponte Romaño presentará una alegación contra el trazado del vial de Aradas por considerar que afectará gravemente a la seguridad viaria en la zona de Ponte Romaño, porque el nuevo trazado supondrá un mayor impacto ambiental que el previsto inicialmente en el Plan Xeral de Ordenación Municipal y también por considerar que el nuevo vial obligará a la construcción de un viaducto de 150 metros de longitud para salvar la diferencia entre dos montañas, con el consabido encarecimiento del presupuesto.

Juan Pena, presidente de la asociación, explicó que en el Plan Xeral el vial llegaba a la carretera de Carballo a la altura del cruce de A Peregrina y lo hacía de forma recta y aprovechando la pendiente natural de la montaña. En el cruce de A Peregrina se construía una rotonda que no afectaba a ninguna vivienda y que permitía regular los tráficos procedentes de Carballo, Santiago y los del nuevo vial del Tambre.

Nuevo itinerario

En el trazado que ahora está en exposición pública, el vial enlaza con la carretera de Carballo en el barrio de Ponte Romaño. Este último tramo tiene un diseño en forma de curva trazada sobre un terreno con fuerte pendiente. Se une con la carretera de Carballo por medio de una rotonda de la que salen dos ramales: uno en dirección a Santiago, de dos carriles, y otro en dirección al cruce de A Peregrina, es decir, hacia Carballo, de cuatro carriles. Algunos vecinos de este punto de Romaño consideran que los cuatro carriles repercutirán negativamente en la seguridad viaria, ya que el vial no solo no tendrá aceras sino que tampoco dispondrá de arcén, por lo que las incorporaciones a la carretera tendrán que hacerse directamente sin carril de espera. Los vecinos apuntan que, al unir en Ponte Romaño el nuevo vial del Tambre con la carretera de Carballo, se ven obligados a ampliar la carretera de Carballo a lo largo de unos 150 metros (entre la nueva rotonda y el cruce de A Peregrina) para facilitar el tráfico pesado. En este sentido, consideran que la unión anteriormente prevista a la altura del cruce de A Peregrina no requería ampliar la carretera de Carballo y, de hecho, en la primera alternativa figuraban dos carriles y arcén.

Tanto la asociación como vecinos particulares consideran que la primera alternativa, que coincide con la aprobada en el PXOM, suponía menos impacto ambiental e implicaría menos riesgos para la circulación. Diversos vecinos anunciaron también la presentación de alegaciones contra el trazado a título particular.

Votación
0 votos
Etiquetas
Tráfico PXOM Río Tambre