Buen ambiente, pero sin lleno

El buen ambiente volvió a ser uno de los distintivos del partido frente al Alicante. La afición puso todo de su parte y en los momentos más delicados trató de tirar del equipo.

Al igual que sucediese en el partido frente al Manresa, el número de espectadores se situó en el entorno de los cinco millares, sin alcanzar el lleno. El club ha apostado por unos precios que difícilmente animarán a los indecisos. Las entradas más baratas cuestán veinte euros, pero apenas hay, ya que los fondos están copados por los abonados. Y pagar entre 35 y 55 euros por alguna de las tribunas se está mostrando como un umbral disuasorio para quienes pudieran estar interesados en acudir esporádicamente.

Votación
4 votos
Etiquetas