Imagen:La ciudad deportiva se desalojó en octubre del 2010 y este es su estado un año después.

Aena liga el futuro de las pistas del Aero Club a la vieja terminal

Raxoi valora ese espacio para la «gran ciudad deportiva» de Santiago


santiago / la voz

Terminados los festejos de la inauguración del nuevo aeropuerto, los directivos de Aena se verán en la obligación de tomar tierra y enfrentarse a dos asuntos pendientes en Santiago: los futuros usos de la vieja terminal y la salida que se le pueda dar a las pistas deportivas que poseía el Aero Club (siete canchas de tenis, dos de pádel, un campo de fútbol y dos piscinas, entre otros servicios) y que ahora quedan a muy pocos metros del acceso a Lavacolla.

De momento, la respuesta a ambos interrogantes va ligada: «Estamos manteniendo conversaciones con distintos representantes económicos, sociales y políticos para buscar una solución para la vieja terminal, y estoy convencido de que la encontraremos. Respecto a las pistas deportivas, consideramos que forman parte de las instalaciones a las que estamos buscando una salida», aseguró a La Voz el compostelano Juan Ignacio Lema Devesa, presidente de Aena.

La abierta respuesta del primer directivo del ente gestor de los aeropuertos españoles hace sospechar que no habrá una decisión antes de las elecciones del 20 de noviembre, por lo que los deberes quedarán para el gobierno que salga de las urnas, con el que vendrán nuevos nombramientos tras un más que probable cambio de color político.

Y a esa fecha se remiten en el pazo de Raxoi para despejar el futuro de la terminal y de las canchas deportivas. El concejal de Deportes, el popular Adrián Varela, sostiene la necesidad de recuperar esas instalaciones para la ciudad a través de una cesión. Es más, si las piezas encajan los antiguos terrenos del Aero Club ganarían enteros para alojar «la gran ciudad deportiva de Santiago». A favor de esta opción están las buenas conexiones con la zona (transporte público y una autovía directa), que hacen muy atractivo este espacio. La otra ubicación que baraja el gobierno local es Amio, pero cualquier iniciativa en este sentido está supeditada a la holgura de las cuentas municipales, que viven una asfixia histórica.

Sobre la posibilidad de que la propia Aena trate de explotar de alguna forma las instalaciones para usos turísticos Varela es bastante escéptico, pues no cree que «nadie» tenga capacidad ahora para afrontar el proyecto.

La aparente desidia de Aena hacia las pistas deportivas abandonadas hace ahora un año puede tener un trasfondo judicial. El Aero Club ha intentado cobrar 25 millones de euros por el desalojo de Lavacolla, terrenos que ocupaba desde 1933, pero la Audiencia Nacional consideró que no había lugar a la indemnización. La entidad social recurrió ante el Supremo.

Votación
4 votos
Etiquetas
AENA Audiencia Nacional Tribunal Supremo Aeropuertos Pádel Santiago ciudad Transporte Comarca de Santiago